Más Noticias

Sufrió quemaduras en el 80 por ciento del cuerpo y murió

Se trata de la mujer de apellido Galarza. Se investiga el hecho que se produjo el lunes a la siesta en Santo Tomé (foto).


EPC200320-010F04

Una mu­jer de ape­lli­do Ga­lar­za, quien re­si­de en San­to To­mé, mu­rió ayer a con­se­cuen­cia de gra­ví­si­mas que­ma­du­ras que al­can­za­ron el 80 por cien­to de su cuer­po, du­ran­te un epi­so­dio que es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do.
El he­cho se pro­du­jo du­ran­te el lu­nes, co­mo bien fue pu­bli­ca­do por épo­ca.
Al res­pec­to, el me­dio lo­cal Ur­gen­te San­to To­mé in­di­có que, en ho­ras del me­dio­día del día se­ña­la­do, las au­to­ri­da­des fue­ron aler­ta­das por ve­ci­nos de que den­tro de la vi­vien­da de la mu­jer, se es­cu­cha­ban gri­tos, por lo que agen­tes de la lo­ca­li­dad fue­ron de ur­gen­cia ha­cia la ca­sa.
En ese sen­ti­do, se in­di­có que has­ta el mo­men­to la hi­pó­te­sis mas fuer­tes es que se ha­bría tra­ta­do de una au­to­a­gre­sión, en la que la mu­jer se ha­bría arro­ja­do al­co­hol en­ci­ma y lue­go pren­dió una lla­ma. No obs­tan­te, el he­cho es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do ya que de­bí­an re­a­li­zar­se al­gu­nas pe­ri­cias y de­más ta­re­as in­ves­ti­ga­ti­vas.
Se­gún se in­di­có ayer, la mu­jer ha­bría si­do tras­la­da­da por un hom­bre con quien te­nía una re­la­ción sen­ti­men­tal y la hi­ja de la mu­jer.
Apa­ren­te­men­te el he­cho que dam­ni­fi­có a la mu­jer ocu­rrió en el mar­co en el que el hom­bre fue has­ta la vi­vien­da de la mu­jer y lue­go tu­vie­ron una dis­cu­sión.
Es­to, su­ma­do a que de­bi­do que en el ca­so tam­po­co hay an­te­ce­den­tes de vio­len­cia fa­mi­liar, re­for­za­ría que ha­ya si­do la mu­jer quien se au­to­le­sio­nó.
Lo cier­to es que lue­go de es­to, fue lle­va­da de ur­gen­cia ha­cia el hos­pi­tal de la lo­ca­li­dad.
En el no­so­co­mio “San Juan Bau­tis­ta”, se in­di­có que Ga­lar­za tie­ne el 80 por cien­to del cuer­po que­ma­do y su es­ta­do es su­ma­men­te de­li­ca­do.
De­be se­ña­lar­se que an­te ca­sos co­mo es­tos, el ma­yor ries­go es el com­pro­mi­so de las ví­as res­pi­ra­to­rias de­bi­do a que au­men­ta el pe­li­gro de una in­fec­ción, y po­dría ser fa­tal.
Así es que aún se in­ves­ti­ga el ca­so. Se es­pe­ra que pró­xi­ma­men­te se avan­ce en pe­ri­ta­jes den­tro de la vi­vien­da.
Has­ta el mo­men­to se cuen­ta con el tes­ti­mo­nio del hom­bre y de la jo­ven que es hi­ja de la víc­ti­ma, los cua­les se su­ma­ron a la in­ves­ti­ga­ción.
Al­re­de­dor de las 6 de ayer, se pro­du­jo la muer­te de Ga­lar­za.

In­cen­dios
En tan­to en la ciu­dad de Co­rrien­tes, Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios de­bie­ron ocu­par­se de in­cen­dios que se pro­du­je­ron en dis­tin­tas par­tes de la ca­pi­tal pro­vin­cial.
Ayer al­re­de­dor de las 20:30, se pro­du­jo un fo­co íg­neo de ba­su­ra, que se fue de con­trol.
Es­to ocu­rrió cer­ca de la es­qui­na de Go­ber­na­dor Ve­laz­co y Río Ne­gro.
Has­ta allí lle­gó una do­ta­ción lue­go de que una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca aler­ta­ra al per­so­nal que las lla­mas es­ta­ba co­bran­do gran­des mag­ni­tu­des y que ha­bía pe­li­gro a que lle­guen a vi­vien­das ale­da­ñas.
Es así que al lle­gar, los bom­be­ros de­bie­ron tra­ba­jar rá­pi­da­men­te an­tes de que el fue­go lle­gue a las ca­sas.

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *