Opinion

Sosa llega a Manresa con la incógnita de si el papa Francisco visitará la ciudad en 2022

Jesuïtes Catalunya se prepara para dar su particular pistoletazo de salida al Año Ignaciano, marcado por la visita a tierras catalanas del padre Arturo Sosa y con la incógnita de si el papa Francisco viajará la ciudad en 2022. Nombrado Superior General de la Compañía de Jesús en octubre de 2016, el sacerdote venezolano visitará Cataluña por segunda vez desde —la primera fue en 2018— para estar presente en dos ceremonias conmemorativas de la herida del fundador de San Ignacio de Loyola en una batalla en Pamplona en 1521. 

Tal como ha informado el arzobispado de Barcelona a través del semanario Catalunya Cristiana, el 30 de julio a las 19:30 h. tendrá lugar en la basílica de Santa María del Mar de Barcelona una eucaristía presidida por el cardenal y arzobispo de Barcelona Joan Josep Omella y concelebrada por el padre Sosa. El sábado 31, será el propio Superior General quien presidirá la eucaristía en el santuario de la Cova Sant Ignasi de Manresa. Durante la celebración tendrá lugar la inauguración oficial y bendición de los mosaicos creados por el artista y jesuita esloveno Marko Rupnick y su equipo en las capillas laterales del santuario el pasado mes de marzo.

“En estos días previos a la conmemoración, estamos algo nerviosos, pero no precisamente por la visita de nuestro Superior General sino por la incertidumbre que genera la situación pandémica que vivimos”, asegura Enric Puiggròs, delegado de la plataforma apostólica de los jesuitas en Cataluña desde abril de 2020. No en vano, la visita del P. Sosa, si bien se vive con “ilusión y buenas expectativas”, está lejos de querer ser un acto pomposo, aunque la Compañía ha hecho extensiva la invitación a todos los obispos de Cataluña. “Queremos darle una dimensión eclesial indiscutible a esta celebración”, asegura Puiggròs.  

Arturo Sosa cuenta cómo salvó a Hugo Chávez tras su fallido golpe de Estado en Venezuela


Manresa, epicentro de la espiritualidad ignaciana

Iniciado oficialmente el 20 de mayo de 2021 en Pamplona, el Año Ignaciano recobra una dimensión especial en Manresa, epicentro de la celebración, donde San Ignacio pasó once meses decisivos en su transformación espiritual. El Centro de Espiritualidad y el Ayuntamiento de Manresa están trabajando intensamente en la preparación de una serie de actividades enmarcadas en el proyecto Manresa 2022 y cuyo punto culminante será un Congreso Internacional (virtual) de Ejercicios Espirituales que se llevará a cabo del 25 al 28 de octubre de 2021. “Con este Congreso se pretende actualizar el instrumento espiritual básico, de modo que este será un momento importante desde el punto de vista de los ejercicios”, detalla Puiggròs.

Preguntado acerca de la hipotética visita del papa Francisco a Manresa en este año Ignaciano, el delegado de la Compañía de Jesús en Cataluña asegura que “por activa y por pasiva” se le ha hecho llegar al Bergoglio la ilusión por acercarse a la ciudad. La propia Sor Lucía Caram envió al Santo Padre el libro Manresa ignasiana – 500 anys Sant Ignasi i els jesuïtes, de Francesc Riera, con la petición expresa de que visitara Manresa. Sin embargo, no hay todavía indicios de ese eventual viaje del papa argentino. “La respuesta del Vaticano hasta ahora, no ha sido ni si ni no, ni todo lo contrario”, resume Puiggròs.

Delegación del Ayuntamiento de Manresa, hoy en el Vaticano

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *