Más Noticias Opinion

Sobran balas pero faltan políticas de inclusión. Pablo Moledo

“…El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa. El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura. Y a los del medio, a los niños que no son ni ricos ni pobres, los tienen atados a las patas del televisor, para que desde temprano acepten, como destino la vida prisionera. Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niños” Eduardo Galeano.

Cuanta indignación, tristeza y dolor corren por estos días. Pareciera que las palabras de Eduardo Galeano cobraran de pronto más relevancia que nunca. El tejido social se vulnera, aumenta el desempleo y la pobreza pero por si fuera poco, crecen los casos de gatillo fácil porque claro, este modelo Neoliberal no cierra sin represión y muerte, la doctrina “Chocobar” aplaudida por la cúpula dirigente, peor aún, el presidente montando un circo mediático y visitando a un policía que mató a sangre fría a un pibe. Sobran balas pero faltan políticas de inclusión. Después de todo es más fácil sacarse de encima a los enfermos, los hambrientos, los sin techo y sin trabajo que hacerse cargo desarrollando política públicas.

Alguien dijo que las balas al igual que los alimentos también entran en las mediciones del PBI de un país. La apatía social de la cual somos cómplices, el blindaje mediático. Estamos frente al desafío de no mirar al costado.

Pablo Moledo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *