Noticias Itateñas

Sexto día de la novena a Nuestra Señora de Itatí

En la jornada del domingo estuvo dedicada a los agentes de caridad y se meditó el tema “María, mujer servidora”. 
Como todos los días, a las 19 se celebró la santa Misa que en este día estuvo presidida por el padre Derlis Sosa y concelebrada por el padre Feliciano de los Mozos. Además sirvieron al altar un grupo de monaguillos de la parroquia. 
La homilía tuvo a su cargo el obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, quien al inicio del audio enviado saludó a los feligreses y agradeció la invitación a participar, de manera virtual, de la novena de la Virgen de Itatí. 
También mencionó que el 7 de julio, dará inicio en Formosa la novena en honor a Nuestra Señora del Carmen, patrona de esa diócesis. 
Con respecto al tema de hoy, acudiendo a la Palabra de Dios, dijo “en el misterio de la anunciación del ángel y la encarnación del Hijo de Dios, María al dar su sí libre y voluntario, coopera, sirve eficazmente al plan salvador de Dios para la humanidad, se compromete con alegría al aceptar engendrar y dar a luz al Salvador, su servicio es fiel y generoso a Dios”. 
En otro tramo manifestó “en el evangelio Jesús nos invita a acudir a Él, nosotros que estamos afligidos y agobiados, por nuestras miserias, ahora también por la pandemia del coronavirus, estamos invitados a cargar con su yugo y a aprender de Él para ser pacientes y humildes de corazón, para encontrar en Él el alivio y la paz”. 
“En María nuestra madre, mujer servidora encontramos un ejemplo claro para imitar la humildad, la paciencia y el servicio a Dios y a los hermanos. Nuestra Señora de Itatí, ruega por nosotros”, finalizó. 
Como todos los días, antes de culminar la celebración, se recibió a la imagen peregrina de María de Itatí, mientras el coro de jóvenes de la Basílica cantaba “Peregrino de la Esperanza”, luego se rezó la oración del “Tiernísima Madre de Dios y los hombres” y se cantó el himno por todos conocidos “Los himnos más dulces que el pecho atesora”, finalizando con la bendición por parte de los sacerdotes. 

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *