Anti Narco Noticias

¿Será?

El portal del diario Norte de Corrientes informa hoy el apartamiento del juez Soto Dávila de la causa por narcotráfico que involucra a familiares directos de autoridades municipales de Itatí. Si bien era una posibilidad latente que venía tomando fuerza junto al anticipo que hizo el noticiero Telenoche el viernes, la ausencia o falta de réplica de otros portales abren una sospecha sobre la veracidad de esta noticia que sin embargo parece bien fundada.

A continuación reproducimos el texto completo del matutino:

 

Sospechas de irregularidades en un juzgado federal

Apartaron al juez que investiga por narcotráfico a hermanos de dos políticos

La cámara de apelaciones admitió que el magistrado liberó dos veces al hermano del viceintendente itateño. La causa pasará a otro juzgado.

El juez federal Carlos Soto Dávila fue apartado de la causa en la que se investiga a Hernán Aquino -hermano del viceintendende de Itatí- y a Vanesa Sosa, hermana de una concejal del Partido Liberal- apresados el lunes pasado cerca de la localidad de Loreto en un procedimiento en el que se incautaron más de 500 kilogramos de marihuana.

La disposición de la Cámara de Apelaciones de Corrientes es en respuesta a un pedido del Ministerio Público Fiscal, que denunció posibles irregularidades en el manejo de otras causas por tráfico de estupefacientes en las que Aquino fue liberado. La disposición establece también que las investigaciones en las que está involucrado Aquino sean evaluadas nuevamente por otro magistrado. La responsabilidad sería dada al titular del Juzgado Federal Nº 2, Juan Carlos Vallejos.

secuestran droga

El fallo de la Cámara de Apelaciones es en respuesta a una queja elevada por el fiscal general Carlos Schaefer quien advirtió la existencia de dos causas anteriores en las que Hernán Aquino fue apresado con Cannabis, pero luego fue beneficiado con la libertad. En el escrito, el Ministerio Público Fiscal advirtió que en la primera excarcelación del sospechoso se puso en riesgo la continuidad del proceso de investigación debido al peligro de fuga y que, además, se habrían incumplido los protocolos de estudios socioambientales obligatorios para evaluar el otorgamiento del beneficio de la libertad ambulatoria.

Fue por un hecho ocurrido el 18 de mayo de 2015 cerca del mediodía en inmediaciones de la avenida Independencia y calle Thames. Ese día el joven conducía un vehículo Volkswagen Bora por la avenida Independencia y evadió un control policial, por lo que se produjo una persecución.

En el trayecto, el rodado sufrió un desperfecto en una de las ruedas, ingresó a una gomería, los uniformados lo encontraron y “se pudo notar que el grabado de los cristales del rodado no coincidían con la patente del mismo”, informó entonces un funcionario policial. Cuando revisaron el rodado hallaron varios kilogramos de marihuana. El muchacho fue apresado y fingió problemas psiquiátricos, pero los peritos judiciales descubrieron su treta. Igualmente, quince días después el juez lo liberó considerando que se carecía de elementos para acusarlo por transporte de estupefacientes.

Pero luego, el 15 de noviembre de ese año fue apresado nuevamente, luego de haber protagonizado un accidente con un automóvil cargado con marihuana. Ocurrió aproximadamente a las 20.30, a la altura del kilómetro 1.077 de la Ruta Nacional 12 cuando el rodado Honda Fit en el que circulaba con rumbo hacia el Sur, despistó debido a que se desestabilizó por el peso de los 404 bloques de marihuana que llevaba y que pesaban 335 kilogramos. El 17 de febrero se resolvió su procesamiento por la transgresión a la Ley 23.707, pero dos semanas después fue excarcelado. La queja del Ministerio Público se funda en la existencia de antecedentes por delitos similares.

La Cámara de Apelaciones consideró válidos los reclamos del Ministerio Público y resolvió “hacer lugar al recurso de apelación interpuesto, declarar la nulidad de la resolución recurrida y ordenar la acumulación por conexidad de las actuaciones”. Asimismo ordenó “apartar al magistrado interviniente y remitir a sus efectos las actuaciones al subrogante legal”.

Ahora será el juez Juan Carlos Vallejos quien deberá intervenir en la causa en la que está involucrado Hernán Aquino, y Vanesa Sosa, hermana de la concejal del Partido Liberal, Marcelina Sosa, y otras dos personas. Todos fueron apresados el lunes pasado en la Ruta Provincial 118, en Loreto, después que la Prefectura Naval Argentina interceptara tres vehículos. En un Volkswagen Gol viajaban Aquino, Sosa, el esposo de ésta y una niña de cinco años; en un Honda Fit, circulaba un hombre quien presuntamente custodiaba un Peugeot 208 que fue encontrado abandonado con 521 kilogramos de marihuana.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *