Noticias Itateñas

Se cumplen 23 años de una gran travesía por el río Paraná de la que participó un itateño

El 24 de enero de 1997 daba inicio en Itatí la peregrinación náutica de 1300 kilómetros por el río Paraná, llevando la imagen réplica de Nuestra Señora de Itatí hasta el puerto de Buenos Aires, acompañada a nado por el itateño “Goyo” Alcaraz y “Mojarrita” Agüero. 
El 24 de enero de 1997 iniciaba lo que sería la experiencia más grande e inolvidable por las interminables expresiones de fe a María de Itatí en todo su recorrido. 
El entonces rector del santuario, padre Miguel Cacciutto organizó la despedida a la imagen de la Virgen en el puerto de Itatí. El pueblo reunido le cantó el «Adiós Reina del Cielo» mientras la embarcación se alejada de las costas itateñas. 
El balizador B-584, perteneciente a la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, llevó la imagen de la Virgen hasta Puerto Madero en la ciudad de Buenos Aires, escoltada por el nadador correntino Luis Agüero “Mojarrita”. 
Juan “Goyo” Alcaraz, itateño, nadador aficionado y devoto de la Virgen morena, sintió el llamado de María y se unió a “Mojarrita” para nadar tras el barco que llevaba a la sagrada imagen. 
Este inédito peregrinar, contó con el apoyo del arzobispado de Corrientes, y recorrió el Paraná deteniéndose en más de 30 puertos. 
Bajo el lema: “Por el camino del río, la Madre visita a sus hijos”, la imagen de María llegó a miles y miles de personas para fortalecer su Fe y renovar la esperanza del pueblo. Las muestras de devoción hacia Ella se multiplicaron a lo largo de su extenso recorrido. Tanto “Mojarrita” como “Goyo” no dejaron de sorprenderse por las interminables expresiones del cariño de la gente. 
Para “Goyo” el apoyo incondicional de toda su familia a lo largo de esta travesía fue fundamental para alcanzar su objetivo “llegar con la Virgen hasta el final”. 
Poco antes de las 6 de la tarde del 1º de marzo, las sirenas de todos los barcos anclados en la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires comenzaron a sonar. Anunciaban el esperado arribo de la Virgen de Itatí, patrona de Corrientes a la Capital Federal. En la bienvenida fue recibida por autoridades nacionales y miles de fieles. Fue la primera vez que la Virgen de Itatí ingresó por el puerto a la ciudad de Buenos Aires. 
Luego de permanecer tres días en la ciudad y tras 40 días de peregrinar, la imagen de la Virgen, junto a Luis Agüero “Mojarrita” y “Goyo” Alcaraz, un religioso y dos tripulantes del barco regresaron a Corrientes en un avión de carga puesto a disposición por la Prefectura Naval Argentina. 
Una vez llegados a Corrientes Capital se trasladan en procesión hasta la Iglesia Catedral donde se ofició una ceremonia religiosa y luego emprendieron el regreso a Itatí donde el pueblo entero los esperaba junto a los obispos de las diócesis del NEA en un gran recibimiento en el atrio de la Basílica.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *