Noticias Opinion Todo

San Valentín entre cenizas

El día de los enamorados coincidió con otro día religioso popular pero no masivo.

El Miércoles de Ceniza que da inicio a la Cuaresma, tiempo de preparación para la Semana Santa, coincidió con una fecha de regalos y salidas promocionada comercialmente.

El ayuno de las cenizas contra el consumismo del amor parecieron combatir, aunque ya se sabía el resultado. A la salida de las Iglesias frentes ennegrecidas se cruzaron con manos entrelazadas. Tal vez para algunos fue n escándalo, para otros sólo uno de tantos signos del relativismo posmoderno.

Ni San Valentín garantiza el amor, ni las cenizas prometen devoción. Tal vez, eso sí, fue una oportunidad desaprovechada para dar algo más que un mensaje religioso y comercial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *