Noticias

SAN ROQUE: Podrían pedir perpetua contra un «profesor» en causa por abusos

Se trata de un caso registrado en San Roque por el que está detenido Marcelo A. de 24 años, quien ahora se encuentra hospitalizado, se dijo.

La se­ma­na pa­sa­da una ver­da­de­ra “bom­ba” me­diá­ti­ca es­ta­lló en la lo­ca­li­dad de San Ro­que por una se­rie de de­nun­cias que re­si­den­tes pre­sen­ta­ron an­te la Jus­ti­cia con­tra un su­je­to de la lo­ca­li­dad, quien ha­bría abu­sa­do se­xual­men­te de me­no­res de 12 y 13 años. Es­te sos­pe­cho­so era asis­ten­te pe­da­gó­gi­co en un ta­ller de una es­cue­la téc­ni­ca por lo que las víc­ti­mas ha­brí­an si­do sus alum­nos. En ese sen­ti­do, ac­tual­men­te el de­te­ni­do se en­cuen­tra in­ter­na­do en el hos­pi­tal de la lo­ca­li­dad. El abo­ga­do que­re­llan­te, Juan Arre­gín, que re­pre­sen­ta a las sie­te fa­mi­lias de­nun­cian­tes, sos­tu­vo que po­dría pe­dir una pe­na de ca­de­na per­pe­tua y que in­clu­so, ade­más de las acu­sa­cio­nes ac­tua­les, po­dría su­mar la im­pu­ta­ción de co­rrup­ción de me­no­res.
El sos­pe­cho­so es Mar­ce­lo A., de 24 años, quien el jue­ves pa­sa­do ha­bía si­do de­te­ni­do y lle­va­do a la co­mi­sa­ría de San Ro­que. Tras ello, de­bi­do a la con­vul­sión so­cial que ge­ne­ró el ca­so, fue tras­la­da­do a la de­pen­den­cia de Man­ti­lla pe­ro, apa­ren­te­men­te, el mu­cha­cho ha­bría te­ni­do una des­com­pen­sa­ción por lo que fue tras­la­da­do ha­cia el hos­pi­tal de San Ro­que, don­de ac­tual­men­te se en­cuen­tra.
An­te ello, el que­re­llan­te Arre­gín in­di­có a épo­ca que se pe­di­rá que el hom­bre sea lle­va­do an­te un cen­tro de de­ten­ción nue­va­men­te, an­te la po­si­bi­li­dad de que pue­da es­ca­par, ya que apa­ren­te­men­te ten­dría con­tac­tos fa­mi­lia­res en aquel no­so­co­mio. A es­to, se le su­ma el mie­do de las fa­mi­lias por las ame­na­zas que el su­je­to ha­bría pro­fe­ri­do con­tra los me­no­res.
En to­tal se in­ves­ti­gan sie­te he­chos por abu­so se­xual sim­ple, es de­cir ma­no­se­os, a los que se su­ma­rí­an di­chas in­ti­mi­da­cio­nes. Asi­mis­mo Arre­gín sos­tu­vo que in­ten­ta­rá que se con­tem­ple la fi­gu­ra de co­rrup­ción de me­no­res que re­fie­re a aque­llos ac­tos de “ma­ni­pu­la­ción por par­te del au­tor del de­li­to, quien ha­ce par­ti­ci­par a la víc­ti­ma de for­ma pre­ma­tu­ra u obs­ce­na, en ac­ti­vi­da­des de na­tu­ra­le­za se­xual”.
En ese sen­ti­do, se ex­pli­có que apa­ren­te­men­te el su­je­to, ade­más de ma­no­se­ar a los me­no­res (tan­to ni­ñas co­mo ni­ños) y de­cir­les obs­ce­ni­da­des, tam­bién ha­bría ins­ta­do a va­rias de las víc­ti­mas, pa­ra que le pi­dan a sus com­pa­ñe­ras fo­tos ín­ti­mas. “Mar­ce­lo A. le ha­bría pe­di­do a los chi­cos que le so­li­ci­ten a sus com­pa­ñe­ras fo­tos, las cua­les lue­go re­que­ría pa­ra sí mis­mo”. sos­tu­vo el abo­ga­do.
De­be re­cor­dar­se que, por los me­dios lo­ca­les, co­mo bien pu­bli­có épo­ca, se co­no­ció el tes­ti­mo­nio de tres ma­dres, quie­nes in­di­ca­ron la pe­sa­di­lla que ha­brí­an vi­vi­do sus hi­jos ca­da vez que asis­tí­an al ta­ller que es­te su­je­to te­ní­a. Mar­ce­lo A., se­gún se di­jo, al ser egre­sa­do de la es­cue­la téc­ni­ca, po­día ser asis­ten­te por lo que no era un pro­fe­sor ma­tri­cu­la­do.
Ma­ña­na o el lu­nes el su­je­to de­cla­ra­rí­a. Tras ello, se cree que el mar­tes se po­dría re­gis­trar ofi­cial­men­te el tes­ti­mo­nio de los sie­te pa­dres re­pre­sen­ta­dos por Arre­gín y, du­ran­te el res­to de la se­ma­na, se da­ría lu­gar a la Cá­ma­ra Ge­sell pa­ra que va­yan de­cla­ran­do los alum­nos y alum­nas que ha­brí­an si­do agre­di­dos se­xual­men­te.
Asi­mis­mo, se po­dría su­mar el tes­ti­mo­nio de otros chi­cos que si bien no fi­gu­ran co­mo víc­ti­mas, ha­brí­an vis­to to­do.

FUENTE: DIARIO ÉPOCA

Radio Sudamericana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *