Noticias Opinion

SAN MARTÍN EN ÓRBITA PATRIÓTICA

¡El bien trabaja en silencio y constantemente!

Argentina crece desde los millares de aulas con vocación de saber y servir a la comunidad diseminada cual bellas flores agrestes por todo el continente patrio. Así es que desde la escuela técnica número 5 de Mar del Plata, de la mano del profesor Alejandro Cordero, se construyó el primer mini satélite nacional que ya fue lanzado por la NASA desde Cabo Cañaveral, encontrándose en órbita exitosa.

El satélite San Martín pasará una vez al día por nuestro país en su programada órbita, brindando información climática y ampliando la conexión a internet en remotas latitudes de nuestra república. Dará información que mejorará nuestras producciones agrícolas.

La iniciativa del profesor Cordero logra éxito haciendo coincidir y hermanar la iniciativa privada con el auspicio y fomento estatal.

La empresa privada estuvo presente y el Estado Argentino también fomentó el proyecto, que hoy es una realidad palpable, lejos de consideraciones egoístas y partidarias de cualquier índole. Creemos que éste es el sendero a transitar. Menos peleas mediocres y más colaboración constructiva positiva. Así ganará el “ciudadano de a pie” y el país todo.

El Padre de la Patria se encuentra guiando el destino de la Nación desde los cielos inmaculados de los héroes y prohombres del planeta. En celeste influencia espiritual, el satélite de apenas 461 gramos es un grito de soberanía cultural y efectiva que proviene del conocimiento y esfuerzo de las escuelas. Es soberanía Argentina pero que se encuentra ofrecida generosamente al mundo con sus personas de buena voluntad ya que ese es el Espíritu Sanmartiniano: no invadir sino liberar, jamás destruir para dominar, más bien ser hacedores de puentes, tal cual nuestro Papa Francisco poco valorado por mediocres prejuicios infundados.

El poder del conocimiento que conduce al saber es infinito y es el camino de la liberación no sólo política sino espiritual para trascender los límites del dolor y la muerte. La ciencia Argentina mostró al mundo su capacidad. Miremos esta noticia poco difundida por los monaguillos de la anti-patria: INVAP anunció la venta de un reactor nuclear a Holanda, tras vencer en la licitación a competidores franceses y surcoreanos. En agosto, de sus hangares saldrá rumbo a su lanzamiento en EEUU el satélite Saocom 1A, el primero de una serie de cuatro unidades que servirán para predecir catástrofes meteorológicas, como sequías o grandes inundaciones.

Invertir en conocimiento y cultura nos hace una Nación poderosa. Millares de victorias y logros silenciosos se consagran día a día en nuestra comunidad nacional, pero muy poco se sabe. En cambio, las noticias lúgubres y derrotistas se propagan más rápido que el mismísimo ómicron. El negocio dicta emanar voces de cobardía y derrotismo. Desean convencernos de que nuestra casa es inhabitable, cuando en verdad estamos avanzando hacia un destino luminoso en realizaciones.

Felicitamos al profesor Alejandro Cordero y a los alumnos de la técnica número 5 de Mar del Plata. Nos dieron una alegría inmensa. Nos recordaron la insondable magnitud de la sabiduría del General San Martín.

Les aguardan a nuestros alumnos, ya héroes de la ciencia, 40 satélites más que están en vías de concreción. Les deseamos gran ventura a su labor. Ustedes sí que hacen patria.

En 461 gramos se concentró toda la patria, todos los sueños, todas las victorias luego de tantas penurias.

Profesores y alumnos, un himno infinito de esperanza para el mundo. ¡Muchas gracias! ¡DIOS los bendiga!

Máximo Luppino

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.