Noticias de Paraguay

Puntadas de sastre

Siguiendo con nuestras publicaciones sobre telas, no podíamos dejar a los caballeros fuera de estos artículos. Quisiera poder guiarlos en la elección de la mejor tela para un traje, que asegurará que su puesta se vea elegante, prolija y con una distinción única. Hoy, un especial dedicado a esos apuestos caballeros que les gusta que sus trajes sean su sello de distinción. 

El traje es la tenida más utilizada en ambientes de trabajo formales, tales como bancos, instituciones estatales, empresas o despachos judiciales. Este atuendo brinda a quien lo porta la seriedad que requiere su labor, por lo que es de suma importancia su excelente confección y la calidad del tejido.

Las preguntas que siempre me repiten son: ¿qué tela debería comprar?, ¿qué tejido va a durar más?, ¿cuál se verá más elegante?

Siempre recomiendo que a la hora de invertir seas tú el que se haga estas preguntas: ¿quiero que dure?, ¿quiero que se me vea elegante y bien puesto a la vista? La respuesta a estas preguntas es muy simple. Si quieres esos resultados, indefectiblemente deberás invertir en calidad.

Si un traje es de lana (existen lanas finas que se pueden usar en otras estaciones que no sea invierno) u otras telas de origen natural, como el algodón, lino, cachemir, etc., ten por seguro que al pasar por costura se transformarán en trajes de excelente calidad. Por el contrario, si la elección va más por las telas sintéticas, como el poliéster, nailon, licra, etc., aunque resulten más económicas, estas prendas no se verán con la misma calidad.

Peculiaridades de las telas para trajes

El término “súper” se utiliza para medir exclusivamente las telas de lana y se clasifica por números arriba del 100. Si te hablan de tejido súper 120, 130 o 160, se refieren al sistema internacional de medida que tiene cada fibra con la que se formará la tela. Cuanta más alta sea la numeración, más fina será la lana que se utilizó para armarla; por lo tanto, esta será más suave y fresca.

Cuando elijas una tela sintética, debes tener en cuenta que el traje te dará mas calor; en cambio, las de origen natural le permiten transpirar al cuerpo y les brindan a los tejidos una caída perfecta, logrando trajes con cuerpo y gran estructura.

Para los trajes de caballero, se adecua esta frase: “Más vale tener pocos trajes de buena calidad, que muchos que solo contribuirán en falta de elegancia y buen gusto”.

Para concluir, si tenemos alguna duda a la hora de comprar una tela o mandar confeccionar un buen traje, recurramos a los buenos profesionales dedicados a la sastrería. La experiencia de estos y su formación nos ayudarán a que la elección sea la más acertada.

Recuerda: “Vestirse bien es un acto de gratitud hacia nosotros y de cortesía hacia los demás”.

Hasta la próxima entrega…

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *