Opinion

¿Por qué en nuestra diócesis no pueden ser vicarios los laicos y laicas y las mujeres?

“Berpiztu” – Kristau Taldea es un grupo de cristianas y cristianos de la Diócesis de Bilbao que, pertenecientes a diferentes comunidades, movimientos, parroquias, asociaciones y colectivos eclesiales, venimos reuniéndonos, desde hace tiempo, preocupados por el presente y el futuro de la Iglesia en Bizkaia.

Sabemos que son muchas las virtudes y valores de tantas compañeras y compañeros nuestros y también conocemos la entrega de muchas comunidades, movimientos, parroquias y colectivos de los que formamos parte. Ellos y ellas son -con su testimonio de vida evangélica- una importante fuente de esperanza y alegría que no apaga nuestra preocupación por el aumento de una callada desmoralización en muchos ámbitos de nuestra diócesis durante los dos últimos decenios.

En más de una ocasión hemos tenido la impresión de que –si no hacíamos “algo”– el futuro de nuestra iglesia diocesana podía encontrarse seriamente comprometido, corriendo el riesgo de no ser un resto -pequeño en número, pero espiritual, teológica y comprometidamente significativo- sino un residuo del pasado.

Berpitzu


Impulsados por la fuerza de nuestra experiencia cristiana y comunitaria, al tiempo que inquietos por el futuro de la Iglesia en Bizkaia, nos ha parecido necesario encontrarnos para, entre otros objetivos y finalidades, fortalecer nuestra fe y nuestra esperanza; ofrecer nuestro análisis -junto a otros posibles- de la situación de nuestra diócesis, así como de nuestras respectivas comunidades, movimientos, parroquias y asociaciones; pensar en común qué podemos hacer para ser un resto con futuro; actuar conjuntamente, aunque sea de manera muy limitada y modesta, y dar a conocer tales análisis, sugerencias e iniciativas a quienes tengan interés por ellos.

Este es el marco, espiritual, teológico y pastoral, en el que invitamos a los cristianos y cristianas de nuestra diócesis a tratar el próximo 14 de diciembre, a las 7 de la tarde, en la comunidad cristiana de Ibarrekolanda (Calle Benidorm, 4 Bilbao) un asunto muy concreto y actual: ¿Por qué en nuestra diócesis no pueden ser vicarios los laicos y laicas, varones o mujeres?

A lo largo de estas últimas semanas, cuando en plena consulta al respecto se ha planteado la cuestión solo se ha recibido o el silencio o una respuesta elusiva (“ahora no es el momento”) o, en el mejor de los casos, una consideración legalista, ya superada, en otras diócesis (“porque no son sacerdotes o presbíteros”). Y quienes -personas o colectivos eclesiales- han emitido votos en favor de laicos o laicas para desempeñar tal responsabilidad suponemos (porque no se ha informado de ello) que tales votos han ido a parar al apartado de los nulos.

Mujer en la Iglesia

Por estas y otras razones, nos ha parecido oportuno convocar este encuentro para informar sobre las objeciones que -a título personal- han dado algunos a esta propuesta; valorar su consistencia teológica y canónica e informar de los pasos dados al respecto en diferentes diócesis europeas y latinoamericanas.

Y, finalmente, propondremos solicitar al obispo y a su equipo de gobierno que abran, cuanto antes, un proceso diocesano de información y discernimiento -en clave sinodal- sobre este asunto, así como que, al final del dicho proceso, se proceda a una nueva consulta en la que los bautizados y bautizadas de la diócesis de Bilbao también puedan ser votados para desempeñar responsabilidades de este alcance y contenido.

Berpizu

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.