Más Noticias de Paraguay

Pese a informes claves, instituciones demoraron en investigar a Daher

Según los antecedentes, el hombre ya era conocido desde hace años como un presunto usurero y que estaría metido en el ámbito fraudulento. Pero, pese a la caída del clan González Daher, estos movimientos parece ser que no habían alertado a las demás entidades encargadas del control.

Fue recién en agosto del 2019 que saltó la figura de RGD para ser investigado, luego de que el Ministerio Público haya allanado la firma Príncipe Di Savoia del ex senador Óscar González Daher.

El reporte dado por Seprelad hace dos años mostraba que del 2013 al 2017, Ramón González Daher declaró ante la SET casi G. 9.000 millones en ingresos, pero en realidad tenía en el certificado de depósito de ahorro (CDA) más de G. 87.000 millones; es decir, había una diferencia de G. 78.000 millones que no declaró.

Ya en ese entonces (2018), la Seprelad daba indicios de que Ramón González Daher estaría implicado en lavado de dinero y, además, evasión de impuestos, pero nada se investigó.

Varias víctimas habían denunciado que las autoridades e instituciones estatales no veían estos supuestos negociados, además de fraudes, estafas y extorsiones que aparentemente realizaba como parte del esquema de usura y lavado de dinero, por el cual ya está procesado.

EN EL 2019. Finalmente, recién el 29 de agosto del 2019 (fecha del allanamiento a la firma del ex senador), la Fiscalía solicitó a la Subsecretaría de Estado de Tributación del Ministerio de Hacienda fiscalizaciones respecto de varias personas del clan como contribuyentes durante los años 2013-2017.

El Ministerio Público pidió informes sobre la inmobiliaria Príncipe di Savoia SA, sobre Óscar González Daher, Ramón González Daher, y su hijo, Fernando Ramón González Karjallo.

IMPUTADO. En noviembre del año pasado fueron procesados Ramón, por usura y lavado de dinero, y Fernando, el hijo del ex dirigente deportivo, por lavado de dinero. La Fiscalía sospecha que habría formado un esquema a través del cual hacía préstamos a varias personas con intereses que llegaban a casi el 100%.

Según fuentes de la investigación, todos los inmuebles y bienes adquiridos por Ramón González Daher (54 en total) y su hijo (87 propiedades) serían productos de la supuesta red en que operaba, ya sea sacando de sus deudores o porque de sus ganancias de sus créditos usurarios él compraba propiedades.

El año pasado se allanó su propiedad, su oficina y la casa de su hijo, donde la Fiscalía encontró 1.656 cheques –diferidos y en blanco–, que demostrarían cómo él ejercía la usura contra los que llegaban a él a pedir préstamos.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *