Opinion

Parolin, sobre el caso Becciu: «Esperemos que las cosas se aclaren»

La Santa Sede, que podría ordenar pronto el procesamiento del ex prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, apuesta por «la corrección y la transparencia»

Los documentos de la investigación apuntan a que Becciu sacó al menos 24 millones de euros en la compra de Sloane Square, y otros 110 millones para otras inversiones opacas en Londres

Becciu pidió un crédito por valor de 200 millones de dólares, garantizados a través de bienes de valor patrimonial de la Secretaría de Estado y donaciones del Óbolo de San Pedro

“La historia que estamos presenciando nos ha entristecido profundamente. Esperamos que se aclaren las cosas».  Esta fue la respuesta que ayer dio el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, preguntado por el ‘escándalo Becciu’.

«Lo siento por todos los involucrados: para ellos también es un gran dolor. Pero esperamos que todo se aclare y haya esta voluntad de todos de seguir al Papa por el camino de la corrección y la transparencia», dijo Parolin, tal y como publica Avvenire.

El diario de la Conferencia Episcopal italiana (ciertamente relevante que entre en estas cuestiones) se hace eco de la información de La Reppublica que -como ya publicó RD- que revela ciertos puntos de la investigación judicial vaticana que implica a Becciu y sus colaboradores en el uso supuestamente fraudulento de los fondos reservados de la Santa Sede para la compra el palacio de Sloane Square en Londres.

El aval del Óbolo de San Pedro

En el informe, Avvenire viene a decir que la responsabilidad de todo lo ocurrid es de la Secretaría de Estado, y no de la AIF, que en ese momento no tenía facultad alguna para supervisar las órdenes de Becciu. El diario incide en las responsabilidades de Raffaele Mincione y el corredor de negocios Gianluigi Torzi bajo, investigados por blanqueo de capitales y lavado de dinero.

El palacio de Sloane Square

Según los documentos a los que accedió La Reppublica, la compra del inmueble de la discordia se financió en parte recurriendo a las donaciones de los fieles al Óbolo de San Pedro. La investigación del Promotor de Justicia, Gian Piero Milano, y su adjunto, Alessandro Diddi,  apunta que «la Secretaría de Estado financia la operación londinense con la línea de crédito del Credit Suisse y del Banco de la Suiza Italiana por 200 milllones de dólares, garantizados a través de bienes de valor patrimonial de la Secretaría de Estado y de donaciones del Óbolo de San Pedro”. La Reppublica cifra en 24 millones de euros el dinero tomado de las donaciones.

La fiscalía además cuestionó que el valor de la propiedad había aumentado enormemente antes de la compra, un incremento «que no parece encontrar una razón económica válida”. Por si fuera poco, este martes la agencia ANSA aseguró que se detectaron otras inversiones inmobiliarias en Londres por unos 110 millones de euros que también involucran a Becciu. 

Becciu, en la rueda de prensa

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *