Anti Narco Noticias Opinion Todo

Ojalá

Muchos claroscuros tiñen el cierre de año en Itatí. Después de vivir el capítulo institucional más difícil en décadas, no se avizora el panorama diferente que los acontecimientos prometían. El narcotráfico sigue presente en una disputa de hechos de doble lectura, con noticias que nos hablan de decomisos y aparentan ser positivas, pero releídas advierten la ausencia de responsables, con delincuentes a la fuga y la certeza de que si hay quienes lo siguen intentando es porque también hay quienes logran eludir la ley…

Ciertamente se advierte una tranquilidad anhelada en varias zonas que no hace mucho eran “territorio narco” y se sabe que desde la orilla paraguaya desesperados “distribuidores” tientan con ventajas nunca vistas a quienes crucen la carga, acopien o trasladen. Las fuerzas federales con su presencia lograron ser al menos una advertencia amenazante pero lamentablemente insuficiente. Tanto como la realidad política y social del pueblo y la provincia donde sus dirigentes y aspirantes no supieron estar a la altura de las circunstancias.

Sin medidas claras, sin propuestas superadoras en la campaña, apostando a los viejos vicios de la política fronteriza, las elecciones a Intendente no pusieron reparo al tráfico de electores acarreados antes del cierre preventivo de la frontera. Hecho confirmado dos semanas después al elegir legisladores, donde los resultados fueron opuestamente diferentes. Un silencio cómplicemente  inútil de los candidatos más votados, fue la única respuesta al desafío que planteaba este presente doloroso.

Veinte días antes de concluir el año asumirán las nuevas autoridades electas en octubre, tras nueve meses de un gobierno interino que no fue ratificado por las urnas. Con el mismo signo del ex Intendente detenido, nuevos nombres tomarán la responsabilidad del pueblo cuatro veces centenario al que todos queremos ver mejor. Ojalá se afiancen los pasos dados en el turismo, se fortalezca la cultura y se desarrolle el deporte (hoy abandonado). Ojalá se corrija la belleza de la Plaza Bolaños (convertida hoy en un mercado). Ojalá se asuma la palabra responsable para reordenar el comercio callejero. Ojalá se piense en Itatí y los itateños…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *