Radio Todo

OCUPACIÓN DE CAMAS: La mitad de los pacientes en UTI tiene vacunación incompleta o nula

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) efectuó un nuevo relevamiento de ocupación de camas en las Unidades de Terapia Intensiva de todo el país el pasado 18 de enero.

Los contagios han sido récord en el país, pero no lo fue la mortalidad y, por ahora, tampoco la hospitalización de gravedad, gracias a la vacunación. 

Sin embargo, las UTI no sólo albergan pacientes con patologías COVID, lo que implica que, en algunas provincias, haya una ocupación alta de camas de Terapia intensiva, pero solo un mínimo porcentaje corresponde a infectados por el virus. Es decir, las camas se ocupan de igual manera.

En el informe, participaron 186 UTI con 2876 camas, 144 (77%) UTIA (adultos) y 42 (23%) UTIP (pediátrica).

En cuanto a UTI Adultos (UTIA), participaron 144 unidades con 2388 camas, 69 (48%) privadas y 75 (52%) públicas, en donde se observó una ocupación de camas del 80%, siendo un 31% COVID-19 positivos.

Registraron un incremento en la ocupación total de camas del 68% al 80% entre el 13 y 18 de enero, a expensas de pacientes Covid-19, registrando un aumento de este del 4% a 31%.

De los internados, 57% tenían vacunación incompleta o no estaban vacunados.

El 28% de los ingresos requirió CAFO (cánulas de alto flujo) y 55% ARM (ventilación mecánica), de los cuales un 58% no estaban vacunados.

Del total de los pacientes en ARM, los no vacunados tenían 43% de comorbilidades, mientras que los vacunados un 57%.

Las provincias con mayor ocupación de camas totales y por COVID-19 fueron: Córdoba, Tucumán, La Rioja y Chubut. En tanto Santa Cruz y Río Negro tienen alta ocupación de camas, pero muy baja ocupadas por pacientes con COVID-19, (11% en el caso de Santa Cruz).

El informe advirtió también que hubo 585 profesionales con licencia debido al contagio. Así, el porcentaje de inasistencia total fue del 13%, lo que obligó a disminuir la dotación de camas por falta de reemplazos en un 28% en las UTIA y 7% en las UTIP.

NO VACUNADOS

En las conclusiones, SATI señaló que continúa el incremento de ocupación de camas UTI adultos, a expensa de un significativo aumento de pacientes COVID positivos en el último mes.

En tanto, la mitad de pacientes ingresados presentaban vacunación incompleta o nula, siendo los que requirieron mayor indicación de ventilación mecánica.

Los vacunados adultos, no obstante, de contar con efecto protector de la vacuna, ingresaron a ARM, probablemente por la elevada carga de comorbilidades; mientras que los no vacunados registraron el mayor ingreso a ARM a pesar de poseer menos comorbilidades.

Recalca el análisis que el ausentismo por COVID-19 de los profesionales motivó una reducción de disponibilidad de camas dentro de las terapias intensivas, al no existir personal que los reemplace.

Finalmente recomendó a toda la población ante el enorme incremento de pacientes COVID-19 en las UTI, tener un esquema de vacunación completo, a los efectos de reducir los ingresos por esta patología grave y requerir menor uso de ventilación mecánica.

#### Radio Sudamericana####

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.