Más Noticias

Ladrón cojo intentó robar una motocicleta pero tuvo que huir

Ocurrió en la ciudad de Corrientes. Estaba en compañía de otro sujeto. Testigos lo advirtieron se dio a la fuga.


AL FINAL DE ESTE HECHO SÓLO PUDO LLEVARSE UN CASCO.

AL FINAL DE ESTE HECHO SÓLO PUDO LLEVARSE UN CASCO.

Dos su­je­tos in­ten­ta­ron en va­no ro­bar ayer una mo­to­ci­cle­ta que es­ta­ba es­ta­cio­na­da en la vía pú­bli­ca de la ciu­dad de Co­rrien­tes. No obs­tan­te, lo in­só­li­to del ca­so fue que quien qui­so lle­var­se la mo­to en com­pa­ñía de un cóm­pli­ce era un la­drón al que le fal­ta­ba la pier­na de­re­cha. Al res­pec­to no tras­cen­dió si fue de­nun­cia­do el ca­so, aun­que el me­dio es­pe­cia­li­za­do To­do Po­li­cia­les de­ta­lló que to­do ocu­rrió por La­va­lle al 1400.
Allí, los dos mal­he­cho­res di­vi­sa­ron la pre­sen­cia del ro­da­do, por lo que el la­drón co­jo ha­bría in­ten­ta­do for­zar el me­ca­nis­mo de se­gu­ri­dad ubi­ca­do en el ma­nu­brio del ro­da­do.
Sin em­bar­go se in­di­có que dos per­so­nas di­vi­sa­ron a lo le­jos a los mal­vi­vien­tes, por lo que em­pe­za­ron a gri­tar­les. Mas los de­lin­cuen­tes pu­die­ron es­ca­par, apro­ve­chan­do la dis­tan­cia.
Al res­pec­to, otras fuen­tes ex­tra­o­fi­cia­les con­sul­ta­das, sos­tu­vie­ron que am­bos la­dro­nes se­rí­an her­ma­nos: “Pa­ta de Pa­lo” y “Co­man­che” se apo­da­rí­an.

Fil­ma­dos
No ha­bría si­do la pri­me­ra vez que el la­drón co­jo sa­lió a ro­bar ya que se cree que es­te se­ría el mis­mo que el año pa­sa­do que­dó re­gis­tra­do por las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad en un ro­bo que tam­bién ha­bría co­me­ti­do jun­to a “Co­man­che”.
Se­gún se in­di­có, es­te de­li­to ocu­rrió por La­va­lle al 3500, es de­cir, a po­cas cua­dras don­de ayer in­ten­tó ro­bar una mo­to­ci­cle­ta.
En no­viem­bre tras­cen­dió la fil­ma­ción en la que se pu­do ver a dos su­je­tos a bor­do de una mo­to­ci­cle­ta.
Ob­via­men­te el la­drón co­jo era quien iba de acom­pa­ñan­te. Es­ta­cio­na­ron su ve­hí­cu­lo fren­te a la mo­to­ci­cle­ta que pre­ten­dí­an ro­bar.
Lue­go de es­pe­rar unos se­gun­dos pa­ra ase­gu­rar­se que na­die es­ta­ba cer­ca, el la­drón co­jo des­cen­dió de la mo­to y dan­do pe­que­ños sal­tos lle­gó has­ta el ve­hí­cu­lo.
Ape­nas lo to­có se em­pe­zó a es­cu­char la alar­ma, por lo que tu­vo que huir pa­ra no ser atra­pa­do.
No obs­tan­te, pa­ra no ir­se con las ma­nos va­cí­as, aga­rró un cas­co que es­ta­ba co­lo­ca­do so­bre el ma­nu­brio de la mo­to­ci­cle­ta.

SERÍAN LOS MISMOS MALVIVIENTES QUE QUEDARON FILMADOS EN 2019.

SERÍAN LOS MISMOS MALVIVIENTES QUE QUEDARON FILMADOS EN 2019.

Mer­ce­des
Quien vol­vió tras las re­jas fue Ma­ría Fer­nan­da Mi­ño, una mu­jer que fue con­de­na­da por nar­co­me­nu­deo en Mer­ce­des, a quien se la be­ne­fi­ció con la pri­sión do­mi­ci­lia­ria, la cual no cum­plió.
Se­gún el me­dio Tu­Mer­ce­des.com, en ho­ras de la ma­ña­na lle­ga­ron gen­dar­mes a la vi­vien­da don­de de­bía es­tar Mi­ño, la cual es­tá ubi­ca­da en el ba­rrio San Mar­tín.
El mis­mo me­dio in­di­có que lue­go del arri­bo de los uni­for­ma­dos, la mu­jer con­de­na­da lle­gó en au­to­mó­vil que­dan­do de­te­ni­da. Es así que se le re­vo­có el be­ne­fi­cio y de­be­rá cum­plir pri­sión efec­ti­va.

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *