Deportes Más Noticias

La violencia ensombreció la clasificación de Ferro al Regional

El “verdolaga” le ganó 2 a 1 a Deportivo Mandiyú en una definición de la revancha del Cuadrangular Final que se vio sobrepasada de incidentes en el campo de juego. Hubo cinco expulsados en cada bando por agresiones y el cotejo estuvo interrumpido durante 34 minutos.


SDP091219-019F03

El fútbol debió haber sido el protagonista en la tarde de ayer en el estadio “José Antonio Romero Feris”, donde se disputó la revancha del Cuadrangular Final de la Liga Correntina de Fútbol.
Ferroviario se impuso por 2 a 1 a Deportivo Mandiyú y obtuvo la clasificación al Torneo Regional Federal Amateur 2020 pero lo hizo tras un encuentro plagado de violencia, donde los protagonistas se trenzaron a golpes de puño a los 16 minutos del segundo tiempo. El equipo “verdolaga” ganaba 1 a 0 (gol de Ramón Mambrín a los 11 del complemento) y a los 16, el encuentro debió interrumpirse durante 34 minutos.
Esos incidentes contaron con el adicional del ingreso de hinchas de Mandiyú, que sobrepasaron el portón de una de las populares y saltaron al campo de juego con la intención de enfrentarse con la Policía.

SDP091219-019F05


Los hinchas también tuvieron su cuota de violencia al sumarse a este contexto pésimo, intentando lastimar a los jugadores de Ferroviario arrojando fragmentos de hielo y alimentos (chipás y churros). La mala puntería de los inadaptados no hizo posible que hubiera algún protagonista herido por recibir un impacto de esos elementos.
El rápido accionar de los efectivos permitió que volvieran por donde ingresaron pero esto tornó complicada la reanudación (inexplicable) del cotejo que siguió con su curso hasta completarse los noventa minutos y el adicional de la segunda etapa.
Los primeros incidentes dejaron un saldo de dos expulsados: Osvaldo Chávez, por el lado de Ferro, e Iván Mosqueda, de Mandiyú. En la reanudación, el árbitro Federico Encina le mostró la roja a Matías Román, Fernando Alfonso y Ariel Blanco (que estaba en el banco e ingresó a agredir). Por el bando contrario, Gonzalo Ramírez, Emiliano Brunetti y Marcelo Escobar (desde el banco de relevos). Por los golpes, el más afectado fue Chávez, que debió recibir atención médica por un corte en una de sus cejas. El resto del encuentro dejó otros dos jugadores que vieron la roja: Maximiliano Brunetti (el central de Ferro vio la segunda amarilla) y Facundo Sosa en Mandiyú, por intercambiar golpes con el defensor del conjunto “verdolaga”.
Las acciones del juego en los 45 minutos iniciales tuvieron al equipo de Julio Toledo dominando en la primera parte, desde la tenencia de la pelota pero sin la profundidad necesaria para arrimar con peligro al arco defendido por Yamil Jara.
Alexis Fleita se mostraba más participativo que el partido de ida, pero sin conexión con el resto del mediocampo. Por el lado de Ferro, los zagueros Joel Badaró y Maximiliano Brunetti estaban firmes en el fondo pero padecían la movilidad de los atacantes Iván Mosqueda y Fernando Alfonzo.
El equipo de Cristian Mazzón trataba de salir de contragolpe y tuvieron las más claras por la intervención de Martín Kuchak.

SDP091219-019F09


A los 25, el centrodelantero pivoteó como en la ida y alcanzó a ceder para la corrida de Ramón Mambrín. El extremo pisó el área pero le dio demasiada violencia a su remate y lo elevó por encima del travesaño.
El volante por la derecha tendría una nueva clara durante ese primer tiempo. En una nueva acción, a los 31 minutos, Diego Benítez probó desde afuera y Franco Hernández dio rebote, Mambrín apareció pero el arquero compensó su error negándole el gol al mediocampista de Ferroviario.
Para el segundo tiempo, Toledo se la jugó de entrada: el atacante Enzo Ayala reemplazó al volante Diego Gamarra, limitado por alguna complicación física. Mandiyú sumó peso ofensivo pero perdió en generación y la pelota no llegaba a los delanteros.
Con el “albo” partido, Ferro pegó de contra: Kuchak asistió nuevamente a Mambrín, que esta vez no perdonó a Hernández y marcó a los 12 minutos.
Cuatro minutos más tarde dieron lugar los hechos lamentables y el encuentro detenido durante más de media hora.
El regreso de las acciones vio un cotejo totalmente desvirtuado, con ocho jugadores por lado (luego siete tras ser expulsados Brunetti y Sosa) y Kuchak marcó el segundo a los 22 para comenzar a sentenciar la historia. La sanción de un penal, que convirtió Ayala, le dio el descuento al “algodonero” a los 37. Mandiyú luchó pero no le alcanzó y Ferro triunfó en el global.

MANDI

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *