Noticias

INFORME ESPECIAL DE LA REDACCIÓN: La banda que operaría detrás del hombre detenido con 99 tarjetas

Fue apresado el sábado por la noche en un cajero automático ubicado en el microcentro correntino. Tenía en su poder 99 tarjetas de débito (aparentemente de planes sociales) y una suma de dinero que superaría los 100 mil pesos. Fuentes ligadas a la investigación indicaron a Radio Sudamericana que el demorado sería sólo un “mandadero” de una banda de colombianos que se dedicaría al préstamo ilegal de dinero. Conocé cómo funciona la mafia de los “prestamistas”. 

Daniel Bogado alias “Dani” fue el sábado por la noche hasta los cajeros automáticos del Banco de Corrientes, ubicados en la esquina de 9 de Julio y La Rioja. “Dani” operó por varias horas sacando dinero de distintas cuentas bancarias. Tenía en su poder alrededor de 99 tarjetas de débito con las cuales realizaba las extracciones que quedarían como pago de deudas de los titulares de esos plásticos.

“Bogado es un perejil” dijo una fuente a Radio Sudamericana, aunque no pudo responder quién o quiénes estarían detrás de esta historia que se escucha en algunos barrios de la Capital. “Serían prestamistas colombianos que te dan plata a cambio de un monto superior que sacan de planes sociales”, se sinceró una fuente policial que patrulla la ciudad.

Para la justicia, Bogado sería sólo un mandadero. Un débil eslabón de una red de financiamiento del mercado negro. No todas las personas de nacionalidad colombiana están en ese negocio, tampoco serían los únicos. Pero la detención de Bogado el fin de semana, le habría dado pistas a la justicia correntina para pensar firmemente en la existencia de una red de préstamos ilegales.

Hay una pregunta que inquieta a los investigadores: ¿De dónde sale el dinero que se presta?, la procedencia de ese líquido disponible es uno de los pilares de la investigación.

 

CÓMO OPERA LA MAFIA DE LOS PRESTAMISTAS

Hace algunos años comenzó a operar en distintas partes del mundo la red de colombianos que presta dinero sobre todo a pequeños comerciantes y vendedores ambulantes en un esquema con exigencias. En este caso, otorgarían el dinero a cambio de entregar las tarjetas de débito para asegurar el pago.

Este sistema ilegal deja ganancias millonarias debido a los altísimos intereses. De acuerdo a la investigación realizada por Radio Sudamericana, los usureros enganchan a la gente al ofrecer el dinero en pocas horas, sin fiadores ni garantías.

VIDEO DEL PROGRAMA BUSCA VIDAS

 En este programa, un vecino cuenta cómo es el “modus operandi” de los prestamistas en los distintos barrios de la Capital.

loading…10471

Los prestamistas tienen dinero efectivo, en el momento. Los montos varían de acuerdo a la necesidad y la capacidad de pago. Sus clientes son muchos beneficiarios de planes sociales que ante cualquier urgencia, deciden golpear las puertas de la plata rápida, sin requisitos, ni papeles, ni garantes.

“El contrato es de palabra. El beneficiario de algún plan social pide plata prestada y luego se quedan con su tarjeta y su clave” informaron fuentes judiciales a Radio Sudamericana. La operación tiene dos pasos; primero, se pide el préstamo y se entrega la tarjeta del beneficio social como garantía de pago. El beneficiario no verá su plástico hasta que le retengan el dinero.

Como este mercado negro de financiamiento opera en la clandestinidad, no hay una imputación del cobro de modo automático. Alguien tiene que hacer el mandado, alguien como Daniel Bogado se encargará de llevar las tarjetas y sus claves a un cajero y así poder  rescatar el dinero de los prestamistas.

¿La ganancia?, “se quedan con la totalidad del beneficio”, informó otra fuente.

Radio Sudamericana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *