Opinion

Hoy “medio mundo” “se hará presente” en Fátima

El 16 de octubre se estrenará la película que narra la historia de las apariciones a los tres pastorcillos.

“El 13 de mayo la Virgen María bajó de los cielos a Cova de Iría.” Esta estrofa cantada por millones de personas a lo largo de los años recuerdan un hecho extraordinario ocurrido el 13 de mayo de 1917 en la sierra de la Estrella, un apartado lugar de Portugal. Hay días en el calendario que, con el tiempo, han adquirido identidad propia, que quedan ligados de por vida a acontecimientos de relevancia en la historia de la humanidad. No hace falta retrotraerse mucho para  encontrar un 11S; un 11M; un 23F; o un 3 de marzo. Pero también un 25 de diciembre, un 8 de marzo, un 1 de mayo, … y un 13 de mayo. 

El 13 de mayo se recuerda la experiencia de tres pequeños pastorcillos, Lucía, Jacinta y Francisco. Pero la iglesia ha ido acumulando, siempre vinculados a María y a su devoción de la Virgen de Fátima, otros recuerdos: el atentado en 1981 a Juan Pablo II (hoy ya San Juan Pablo II) en la plaza de San Pedro; y las sucesivas visitas de los papas a este santuario mariano. También la beatificación de Jacinta y Francisco realizada por Juan Pablo II en Fátima en el año 2000, y la canonización en el 2017 de la mano del papa Francisco.

Con motivo de este 13 de mayo son varias las propuestas que se han puesto en marcha, todas ellas relacionadas con la devoción mariana y los deseos que la Virgen María trasladó a los pequeños pastores. 

IMG-20200512-WA0011

Así, por ejemplo los promotores de “Fátima la película” han organizado para este día una entrevista en directo desde su perfil de Instagram «@FATIMALAPELICULA» con el Padre Héctor Ramírez, capellán durante varios años en la Basílica e iniciador de uno de los movimientos de mayor impacto mundial sobre la Virgen de Fátima: MATER FATIMA. Esta se podrá seguir en la franja horaria española de 16:00 a 16:30. 

La película está previsto que se estrene el próximo 16 de octubre.

Por otro lado, el canal de Youtube “El Rosario de la 11” ofrece entre sus videos un pequeño reportaje en el que recupera el dato de que Lucía, una de las videntes de Fátima, tuvo apariciones de la Virgen durante su estancia en España en los primeros años de su vida conventual. 

VID-20200512-WA0009

Y por último esa invitación a rezar el rosario que se ha convocado desde Fátima y a la que se ha sumado, no solo el Papa Francisco, sino muchas otras personas, entre ellas el conocido actor Eduardo Verástegui, y que ha secundado Tamara Falcó en España. 

Non solum sed etiam

Fátima pastorcillos

Este 13 de mayo ha traído a mi memoria la visita a Fátima que hice con mis padres en agosto de 1970, concretamente el 15 de agosto, otro día mariano por excelencia. Yo tenía 6 años, y mi memoria de aquellos años es difusa. Pero conservo cuatro imágenes y el texto que escribió mi madre junto a ellas:

Fatima casa natal

Una es la casa donde nació Lucía, otra es una imagen de la familia que en aquellos años seguían viviendo en Ajustrel, la pequeña localidad natal de los vidente. La imagen muestra a una de las hermanas de Lucía (posiblemente María dos Anjos, la mayor, que falleció en 1986) y a algunos de sus nietos junto al pozo donde se recuerda la 2ª de las apariciones.

Fátima pozo 2ª aparición

El texto de mi madre dice: “casa donde nació Lucía. Nos recibió su hermana y los nietos de su hermana. La viejecita nos despidió hasta el cielo y nos pidió rezar muchos rosarios. El nieto pequeño nos acompañó a casa de sus tíos y primos, y a ver el calvario.” En otra imagen mi madre anota “esta postal la compramos en casa de los videntes y está firmada por Joao Santos Marto, hermano de Francisco y Jacinta, quien aunque acompañó a los videntes en alguna de las apariciones siempre reconoció que él nunca vio nada. Joao falleció el 28 de abril del año 2000.

La última es una foto de Sor Lucía en el convento. 

Si algo recuerdo de aquella visita es ese mensaje que “la viejecita” le debió dar más personalmente a mi madre, esa recomendación del rezo del rosario. Así como mi padre tenía un apego especial al santuario de Lourdes, mi madre siempre tuvo un cariño particular a Fátima, y me lo recordó en muchas ocasiones. Y cuando lo hacía, salía esa anécdota con la hermana de la vidente, y esa visita guiada que nos hizo el pequeño Francisco, que llevaba el nombre por su ilustre pariente.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.