Opinion

Gastronómicos ganan más espacio y vuelven las Misas

 

Con los protocolos correspondientes, el municipio habilitó más espacio público en las calles para el sector gastronómico, uno de los rubros más golpeados por la cuarentena, y el regreso de las celebraciones religiosas.

La Municipalidad de San Miguel busca darle impulso a uno de los sectores que más sufrió el cierre por la cuarentena; hablamos del rubro gastronómico que, en los centros comerciales del distrito, es muy importante y brinda trabajo a mucha gente.
En ese sentido, el intendente Jaime Méndez estuvo presente en la apertura que se hizo, conversando con los comerciantes y supervisando el plan que están llevando adelante.
En su cuenta de Facebook, el mandatario local manifestó que “teniendo en cuenta la situación actual y pensando en los próximos meses, en los que tendremos que seguir conviviendo con el virus con todos los recaudos, desde el Municipio diseñamos un plan de apoyo al sector gastronómico que ya está en marcha y que podrán disfrutar todos nuestros vecinos”.
Al respecto, explicó que “además de permitir que los locales coloquen mesas y sillas en veredas, el Municipio colabora con la construcción de «parklets» o terrazas que garantizan un cerramiento sobre la calle, en espacios de estacionamiento cedidos a tales fines”.
Con ello, el municipio lo que quiere es ampliar las capacidades de los locales al aire libre, potenciar el espacio público, que los vecinos puedan disfrutar de salidas con menos riesgos y generar nuevas oportunidades al sector gastronómico.
En esa línea, además, se eximirá a los locales del pago de la tasa por utilización del espacio público, como otro de los beneficios al sector.
En caso de querer avanzar con esta medida, cada gastronómico deberá comunicarse con el Municipio enviando un mail a msmcercosyveredas@gmail.com o llamando al 6091-7130, interno 6331.

Vuelven las Misas

En otro orden, también el municipio, pero a través de un decreto que lleva la firma del intendente, habilitó el regreso de las celebraciones de todos los cultos en San Miguel. El mismo aclara que más allá de “la normativa vigente y los controles que se realizan, se ha tomado conocimiento que, de hecho, los feligreses de diferentes cultos actualmente, y cada vez con más frecuencia y en mayor cantidad, se reúnen en celebraciones en lugares cerrados y con poco espacio, con grave riesgo para la salud”. Por este motivo y por pedido de varios vecinos se permite el regreso de las celebraciones religiosas, con cuatro condiciones: deberá designarse un responsable que garantice el cumplimiento del protocolo; la concurrencia a la celebración se determinará en función de la superficie del lugar, estableciéndose como tope máximo el de 30 participantes; la distancia mínima entre participantes deberá ser, sin excepción, de dos metros cuadrados; no podrán concurrir personas que estén en los grupos de riesgo declarados por las autoridades sanitarias.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *