Opinion

Francisco: «La Iglesia del futuro se hará más pequeña, perderá muchos privilegios, será más humilde y auténtica»

«Será una Iglesia más espiritual, más pobre y menos política: una Iglesia de los pequeños. Benedicto dijo cuando era obispo: preparémonos para ser una Iglesia más pequeña. Esta es una de sus ideas más ricas»

Frente a la crisis de vocaciones, advierte que «existe también el riesgo de buscar vocaciones sin un adecuado discernimiento»

Antonio Spadaro recupera el encuentro del Papa con los jesuitas de Malta

Francisco aseguró que la Iglesia católica del futuro será más pequeña, perderá muchos privilegios y será más pobre y menos política, durante la conversación con los jesuitas durante su reciente viaje a Malta y cuya transcripción fue publicada hoy en la revista de la Compañía de Jesús, «Civiltà católica».

«El papa Benedicto fue un profeta de esta Iglesia del futuro, una Iglesia que se hará más pequeña, perderá muchos privilegios, será más humilde y auténtica y encontrará energía para lo esencial»,afirmó Francisco al responder sobre: ¿Cómo será la Iglesia del futuro? ante el avance de la secularización en Europa.

«Será una Iglesia más espiritual, más pobre y menos política: una Iglesia de los pequeños. Benedicto dijo cuando era obispo: preparémonos para ser una Iglesia más pequeña. Esta es una de sus ideas más ricas», continuó.

Francisco también habló de que «hoy existe el problema de las vocaciones» y que «también es cierto que hay menos jóvenes en Europa. Antes, había tres o cuatro niños por familia. Ahora a menudo sólo uno. Los matrimonios disminuyen mientras la gente piensa en crecer en su profesión».

«El verdadero problema no es que seamos pocos, en definitiva, sino que la Iglesia evangelice. En las reuniones previas al Cónclave, hablamos del retrato del nuevo papa. Fue allí, en las Congregaciones Generales, donde se utilizó la imagen de la Iglesia en salida (…) Esta es la necesidad de hoy, la vocación de la Iglesia de hoy»

Y bromeó: «A las madres de estos treintañeros que viven con sus familias de origen les diría: ¡dejen de planchar sus camisas! «

Alertó que ante «esta situación existe también el riesgo de buscar vocaciones sin un adecuado discernimiento»

Aunque destacó «que la vocación de la Iglesia no son los números sino evangelizar». «El verdadero problema no es que seamos pocos, en definitiva, sino que la Iglesia evangelice. En las reuniones previas al Cónclave, hablamos del retrato del nuevo papa. Fue allí, en las Congregaciones Generales, donde se utilizó la imagen de la Iglesia en salida (…) Esta es la necesidad de hoy, la vocación de la Iglesia de hoy», destacó.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.