Más Noticias de Paraguay

Fiebre Amarilla: ¿Qué hacer en caso de extraviar el registro de vacunación?

El director general de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, comentó que las personas interesadas tienen básicamente dos caminos para obtener un nuevo certificado internacional de vacunación contra la fiebre amarilla.

La primera consiste en acudir al centro asistencial en donde recibieron la vacuna, sea del año que fuere. En el sitio se debe averiguar si aún existe constancia de la vacunación.

No obstante, el médico advirtió que probablemente esa sea la vía más efectiva para los pacientes que fueron aplicados desde el año 2015 en adelante.

Lea más: Fiebre amarilla: Mayoría vuelve a vacunarse por perder registro

Otra opción es acudir a un médico o pediatra de cabecera, solicitarle un documento en el que pueda hacer constar que efectivamente la dosis necesaria efectivamente le fue suministrada.

El recetario debe contar con sello y firma del profesional para luego ser presentado en los centros de vacunación habilitados. Los profesionales del Ministerio de Salud recibirán el documento y le otorgarán un nuevo carnet.

“Con ese recetario te llenan un certificado de vacunación nuevo, que es válido para poder salir del país”, refirió Sequera en contacto con radio Monumental 1080 AM.

Nota relacionada: Vacuna contra la fiebre amarilla es obligatoria para seis países

El funcionario instó a la población a no aplicarse una nueva dosis solo para la obtención del documento, pues dicha vacuna puede ocasionar efectos colaterales al organismo si se aplica más de una vez en un corto periodo de tiempo.

“Sabiendo de los riesgos hay que ser prudentes con la vacuna. Esto no es que cada año, cuando uno va de vacaciones, tiene que ir a vacunarse. Estamos viendo eso y ocurre, personas que cada año se ponen la vacuna contra la fiebre amarilla”, señaló.

Explicó que la dosis se conforma por virus vivos atenuados que al ser suministrados de manera reiterada puede dar paso a la misma enfermedad que se combate.

“La vacuna a la que menos miedo le tiene la gente es la que se pone para ir a viajar. Pero otras vacunas, que también son importantes, por cualquier otra cosa no se quieren poner”, lamentó.

Mayoría ya fue vacunada

El Reglamento Sanitario Internacional, desde el 2016, estableció la aplicación de una dosis única contra la fiebre amarilla. Ello cambió la directriz inicial que fue la obligatoriedad de su renovación cada 10 años.

Esta dosis ya ingresó al esquema regular de vacunas para los niños de un año en el 2006. Es decir, todos los adolescentes de 13 años en adelante ya deberían de contar con la vacuna.

La epidemia desatada en el 2008 propició la vacunación de tres millones de paraguayos, por lo que conforme con los antecedentes más del 60% de la población actual ya cuenta con la dosis única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *