Más Noticias

Falleció joven que sufrió accidente tras algunas horas internado

Ángel Méndez de 21 años murió luego de haber sido hospitalizado por un grave traumatismo de cráneo. Había caído de su motocicleta.


EPC120120-026F08

Du­ran­te la ma­dru­ga­da, un mu­cha­cho que es­ta­ba in­ter­na­do en el Hos­pi­tal Es­cue­la, de­bi­do a un gra­ví­si­mo ac­ci­den­te de trán­si­to, mu­rió a cau­sa de un trau­ma­tis­mo de crá­ne­o. El fa­lle­ci­do fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Ángel Mén­dez, de 21 años, quien per­dió la vi­da al­re­de­dor de las 4:30, cuan­do se en­con­tra­ba in­ter­na­do en el área de te­ra­pia in­ten­si­va. El ac­ci­den­te que ter­mi­nó por cos­tar­le la vi­da se pro­du­jo cer­ca de la es­qui­na de San­ta Ca­ta­li­na y Ca­fa­ya­te, al­re­de­dor de las 16:30 del vier­nes. Mén­dez iba con­du­cien­do una mo­to­ci­cle­ta de al­ta ci­lin­dra­da. A la ho­ra se­ña­la­da fue vis­to por tran­se­ún­tes, ti­ra­do y mal­he­ri­do so­bre la cin­ta as­fál­ti­ca, cer­ca de la mo­to­ci­cle­ta que mo­men­tos an­tes es­ta­ba guian­do. De­be se­ña­lar­se que su es­ta­do era muy gra­ve des­de un prin­ci­pio: a sim­ple vis­ta se no­ta­ba que su­frió se­rios gol­pes en la ca­be­za que le pro­vo­ca­ron he­ri­das san­gran­tes, por lo que al ser asis­ti­do por tran­se­ún­tes, es­ta­ba in­cons­cien­te so­bre un gran char­co de san­gre, co­mo die­ron cuen­ta las imá­ge­nes del he­cho. To­do ha­ce pen­sar que no ha­bría te­ni­do co­lo­ca­do el cas­co pro­tec­tor. Asi­mis­mo, ex­tra­o­fi­cial­men­te se in­di­có que apa­ren­te­men­te re­a­li­zó al­gu­na ma­nio­bra pe­li­gro­sa, lo que no pu­do ser con­fir­ma­do por las au­to­ri­da­des. De­be se­ña­lar­se que a cau­sa de las llu­vias que se pro­du­je­ron el vier­nes, la ca­lle es­ta­ba mo­ja­da, lo que pu­do ha­ber in­flui­do en que ocu­rra el si­nies­tro de trán­si­to. Lo cier­to es que al ver­lo, un agen­te po­li­cial, el ca­bo Luis Áva­los Al­ca­raz, se acer­có y no­tó que el mu­cha­cho pre­ci­sa­ba ser es­ta­bi­li­za­do por lo que le prac­ti­có téc­ni­cas de Re­a­ni­ma­ción Car­dio­pul­mo­nar (RCP) pa­ra que el dam­ni­fi­ca­do re­cu­pe­re le­ve­men­te sus sig­nos vi­ta­les. Asi­mis­mo, un co­le­ga de una co­no­ci­da emi­so­ra lo­cal, tam­bién ayu­dó pa­ra asis­tir al jo­ven. Es así que lue­go de lla­mar al 911, se hi­zo pre­sen­te una am­bu­lan­cia de la Di­rec­ción de Emer­gen­cias Sa­ni­ta­rias (DES 107) que se en­car­gó de lle­var al mu­cha­cho ha­cia el cen­tro de sa­lud ubi­ca­do por ave­ni­da 3 de Abril. Pa­ra lle­gar has­ta allí se pre­ci­só de un cor­dón sa­ni­ta­rio que re­a­li­zó la Po­li­cí­a, con la in­ten­ción de in­te­rrum­pir por unos mo­men­tos el trán­si­to pa­ra per­mi­tir que la am­bu­lan­cia no ten­ga obs­tá­cu­los pa­ra lle­gar a des­ti­no. La­men­ta­ble­men­te el mu­cha­cho mu­rió tras 12 ho­ras de ago­ní­a. Por otro la­do, cer­ca de la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Mo­co­re­tá, una mu­jer re­sul­tó le­sio­na­da lue­go de que ocu­rrie­ra el vuel­co de la ca­mio­ne­ta en la que cir­cu­la­ba. Las fuen­tes con­sul­ta­das in­di­ca­ron que el he­cho se pro­du­jo so­bre la Ru­ta Na­cio­nal Nº14, a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 341. En ese si­tio es que se pro­du­jo el vuel­co de una ca­mio­ne­ta mar­ca Mit­su­bis­hi, que era con­du­ci­da por una ciu­da­da­na de 36 años, quien es­ta­ba sien­do acom­pa­ña­da por otra mu­jer de la mis­ma edad y dos me­no­res de 8 y 11 años. Una de las dam­ni­fi­ca­das su­frió al­gu­nos gol­pes por lo que de­bió ser tras­la­da­da ha­cia el hos­pi­tal de Mo­co­re­tá, aun­que se diag­nos­ti­có que re­gis­tró le­sio­nes le­ves, por for­tu­na.

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *