Noticias de Paraguay

Estar mejor

Actualmente, la vorágine en la que vivimos nos encierra en nuestro trabajo y, muchas veces, hacemos todo de forma automática. Nos olvidamos de nosotros, de nuestro desarrollo personal, de saber qué estamos haciendo, si lo que hacemos nos hace felices o para qué lo hacemos. El coaching nos ayuda a encontrar respuestas.

Muchas veces, tanto en nuestra vida personal como profesional parece que nos encontramos estancados y necesitamos que nos ayuden a descubrir, aclarar, delinear lo que queremos lograr. En ese sentido, el coaching es una herramienta que ayuda a las personas a alcanzar las metas soñadas. Sebastián Kakasu —director de Kenmei Coaching, dedicada a la gestión del cambio cultural, capacitación, coaching ejecutivo y organizacional— y Rocío Martínez Larroza, instructora, realizan coaching profesional a través de una serie de cursos que ayudan a las personas a lograr estas metas. 

“El coaching es una disciplina de acompañamiento reflexivo y creativo con clientes que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional”, explica Kakasu, especialista en coaching ontológico y management japonés. “El tipo de coaching depende del ámbito. Se basa en conversaciones poderosas y, con estas, se busca que la persona logre, primero, encontrarse a sí misma y, después, su propia respuesta para, de esta manera, generar un camino, un plan de acción que va a ser siempre un plan de aprendizaje”, prosigue.

Se trabaja con sesiones individuales y, aunque el coaching es uno solo, a veces, el ontológico no basta; entonces, se debe recurrir a otras herramientas para llegar a los resultados que se quieren lograr, como el sistémico, muy útil para trabajar sobre relaciones y, principalmente, en el ámbito de empresas familiares; la programación neurolingüística, un modelo de cómo codificamos, transferimos y modificamos nuestros comportamientos; points of you, una revolucionaria herramienta que incorpora trabajar con tarjetas que disparan el uso de la parte derecha del cerebro, potenciando la creatividad e innovación. 

También utilizan life coaching, que se da dentro del marco de la vida de la persona, mientras que el coaching ejecutivo es dentro de ambientes organizacionales, con ejecutivos de las empresas y, además, trabajan mucho en el desarrollo personal. 

Según el coach, la duración de las sesiones individuales y el costo dependen de la persona que viene a trabajar. Pero el proceso más largo no se extiende más de dos o tres meses. “Porque tampoco son terapias; esto es coaching. Trabajamos desde el presente hacia el futuro, generando un plan de acción y, una vez que la persona logró su objetivo, ya es suficiente. Si es necesario, lo derivamos a un sicólogo”, aclara. 

La evaluación de los resultados se realiza en función de lo que las personas dicen que quieren trabajar y cómo se delimitan los indicadores; por ejemplo: “Quiero culminar un estudio que estoy haciendo”, “quiero llevarme mejor con mi equipo de trabajo”, “quiero lograr algunos resultados en mi bienestar, en mi vida”, entre otras cosas. Así que cada uno se va poniendo sus indicadores y el coach va evaluando si esos indicadores se van cumpliendo. “Por ejemplo, si alguien viene y dice que no es feliz con lo que hace, se trabaja con su propia definición de felicidad. Y como vemos a esa definición de felicidad, vamos poniendo indicadores para asegurarnos de que se vayan cumpliendo”, detalla. 

Rocío Martínez Larroza es licenciada en Ciencias Políticas y coach ontológico profesional, certificada por el Instituto de Estudios Integrales de Argentina y Kenmei. “Él es mi mentor; me formó”, comenta respecto a Kakasu. Martínez realiza trabajos de coaching profesional e individual y, también, es profesora de comunicación. “Me encargo de todo lo que se refiere al área de comunicación verbal, no verbal, emociones, entre otras cosas”, explica. Aparte de todo lo que es coaching, también trabaja con programación neurolingüística (PNL). Resalta que ambos se formaron en el exterior; por ejemplo, ambos se entrenaron en la Academia Hispana de PNL, de Buenos Aires, Argentina, que es la más importante de Latinoamérica. “Hicimos todo el curso de certificación. No nos quedamos solamente con el coaching ontológico, sino también nos preparamos con todas las herramientas que nos haga posible ayudar para poder potenciar personal y profesionalmente a todas las personas que vienen a buscar su bienestar”, refiere Martínez.

Destaca que, constantemente, se van formando, adquiriendo nuevas herramientas para poder afianzar a la persona y llevarla un poco más rápido al lugar en el que quiere estar. “Porque los alumnos no solo reciben la capacitación del diplomado. Hacemos conversaciones individuales, porque ellos tienen que pasar por el proceso de todo lo que es el coaching. De nada les sirve ser alumnos y no saber en qué consiste, no pasar de manera vivencial por las conversaciones de coaching”.

Pero también hay espacios de formación con cursos, entrenamientos. Actualmente desarrollan dos cursos: el Diplomado Internacional en Coaching Ontológico Integral y el Entrenamiento de Coaching Personal, que la persona la aplica a sí misma. El diplomado se hace en conjunto con el Instituto de Estudios Integrales de Argentina, pues comparten el programa de formación, avalado por la Federación Internacional de Coaching (ICF); entonces, uno ya puede tener la certificación internacional. 

Aseguran que lo que venden, en realidad, es calidad de vida y lo que aspiran, realmente, es que las personas puedan despegarse de este mundo tan apurado en producir y ver solamente los resultados, y que se olvida del ser humano y la calidad de vida que todos necesitamos para ser felices, desarrollarnos y llegar a la noche contentos con lo que hicimos. Según Martínez, es maravilloso ver cómo van avanzando. “Es tan gratificante saber que uno le ha ayudado de alguna forma, porque es servicio. Uno ve cómo entran de una forma y salen completamente diferente”, indica Martínez. A lo que Kakasu agrega: “Que la persona encuentre su mejor versión”.

Sepa más 

Facebook: Kenmei Coaching

mpalacios@abc.com.py

Fotos: ABC Color/Javier Cristaldo/Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *