Noticias Itateñas

En el quinto día de la novena, dedicado a la vida consagrada, los feligreses pudieron tocar el manto de la Virgen

Una grata sorpresa se vivió en la quinta jornada del novenario a Nuestra Señora de Itatí. Al finalizar la Misa los fieles pudieron tocar y besar el manto que vistió la Virgen en el último año.
Participaron de la celebración eucarística, en el quinto día, residentes y personal del Cottolengo Don Orione, docentes y niños del Centro de Protección del Menor “Cambacito”, el centro padre César Corazza y los comedores. Además congregaciones religiosas.
El padre Gustavo Rofi presidió la liturgia y concelebraron Porfirio Ramírez, Derlis Sosa, Feliciano de los Mozos y Fernando Guevara, responsable del Cottolengo. 
Como en cada jornada, las instituciones invitadas prepararon un stand que las representa, los cuales se pudo admirar durante la procesión con la imagen peregrina de la Virgen en el interior del templo. 
Luego de la bendición final, y como parte del homenaje a María, la joven Abigail Maciel cantó “Hoy he vuelto”. Después se anunció una grata sorpresa, se iba a exponer el manto que utilizó la imagen original de Nuestra Señora de Itatí durante el último año. 
Primeramente tocaron la ropa de la Virgen los residentes del Cottolengo, seguidos por los niños y luego el resto de la feligresía. Muchos con gran emoción, besaron el manto que estuvo en contacto con la sagrada imagen de nuestra Patrona.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *