Opinion

El Papa ordena ‘liberar’ a la Virgen y los santos de la Mafia

El Pontífice escribe un duro mensaje a la Pontificia Academia Mariana Internacional, que en septiembre celebrará un simposio sobre «religiosidad y crimen» en Italia

El Papa pide liberar la devoción mariana «de superestructuras, poderes o condicionamientos que no responden a los criterios evangélicos de justicia, libertad, honestidad y solidaridad»

«No se puede creer en Dios y ser un mafioso. Los mafiosos no viven como cristianos, porque blasfeman con sus vidas el nombre de Dios-amor»

“Liberar a la Virgen de la mafia”. Este es el propósito del Papa Francisco, el principal enemigo de la Ndrangheta. Y así se lo ha dicho al franciscano Stefano Cecchin, presidente de la Pontificia Academia Mariana Internacional, quien ha creado un departamento de análisis sobre “religiosidad y crimen” en Italia.

La asociación celebrará un simposio el próximo 18 de septiembre, como apunta Avvenire, que adelanta algunas de las palbras del pontífice. «La devoción mariana es un patrimonio religioso-cultural que hay que salvaguardar en su pureza original -escribe Francisco-, liberándola de superestructuras, poderes o condicionamientos que no responden a los criterios evangélicos de justicia, libertad, honestidad y solidaridad».

¿A qué se refiere el Papa? Ni más ni menos, que al uso que los distintos clanes mafiosos hacen de las procesiones y fiestas patronales, en las que muestran todo su poder. Así, no es extraño ver a las imágenes de la Virgen o de los patronos de localidades del sur de Italia hacer “reverencias” a su paso por la casa del ‘padrino’, en señal de homenaje y de reconocimiento de su poder.

Papa, con víctimas de la Mafia


“Es necesario que el estilo de las manifestaciones marianas sea conforme al mensaje del Evangelio y a las enseñanzas de la Iglesia», escribe Francisco, que invita a demostrar “el ejemplo de vida de los participantes en tales manifestaciones, que están llamados a dar en todas partes un testimonio cristiano válido mediante una adhesión cada vez más firme a Cristo y una generosa donación a sus hermanos y hermanas, especialmente los más pobres».

«Los mafiosos están excomulgados»

A lo largo de todo su pontificado, Bergoglio ha expresado la incompatibilidad de ser cristiano y mafioso. En 2013, en la explanada de Sibari, fue meridianamente claro: “Los que siguen el camino del mal en sus vidas, como los mafiosos, no están en comunión con Dios: están excomulgados”, dijo.

Hace un par de años, durante la misa celebrada en Palermo en memoria del beato Pino Puglisi, sacerdote asesinado por la mafia, Francisco subrayaba que “no se puede creer en Dios y ser un mafioso. Los mafiosos no viven como cristianos, porque blasfeman con sus vidas el nombre de Dios-amor».

Mafia y camorra

Por eso «a los mafiosos les digo: cambien hermanos y hermanas. Deja de pensar en ti y en tu dinero. Conviértanse al verdadero Dios de Jesucristo, queridos hermanos y hermanas. Os digo, mafiosos: si no lo hacéis, vuestra vida se perderá y será la peor derrota».

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *