Eventos Todo

El Merendero que «Ilumina»

El sábado 27 de abril quedó oficialmente inaugurado el Merendero «Iluminar» en el mismo sitio donde hace seis meses se lloraba la muerte de la niña Sheila Ayala, en el barrio Trujui, de Ciudad Santa María, del Partido de San Miguel (Buenos Aires).

Por iniciativa de un grupo de madres del barrio comenzó a tomar forma la idea hacer un espacio de promoción donde se produjo la tragedia.

Hay que recordar que el predio era una antigua bailanta que a su vez albergaba a casi sesenta familias (en su gran mayoría estafados con la compra y venta de sus propiedades) y que fue vendida a una empresa recolectora de residuos, quien había empezado a entablar un juicio de desalojo.

Al momento del crimen de la niña surgieron rumores que estigmatizaron a los habitantes del lugar con diferentes acusaciones infundadas. Tras diversas gestiones se acordó judicialmente que treinta y un familias queden en un sector cedido por la empresa y urbanizado por la Municipalidad de San Miguel.

En pleno proceso surgió la iniciativa de un grupo de madres, acompañadas por el doctor Juan Mauel Casolatti, uno de los abogados patrocinantes en la defensa contra el desalojo, para dar forma a un merendero abierto a todos los niños del barrio.

El sueño se cristalizó el sábado 28 de abril con la inauguración festiva en la que los mismos niños eligieron el nombre «Iluminar» para un espacio que ya apuesta a dar apoyo escolar, así como talleres de formación y recreación, en un trabajo conjunto con la Iglesia Nuestra Señora de Caacupé, que se encuentra a pocos metros y con la que hay un estrecho vínculo afectivo.

De este modo, bien podría decirse que en el rincón oscuro donde primó la desconfianza y el temor, hoy el merendero Iluminar viene a traer la claridad de la vida y la apuesta por el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *