Más Noticias

El boleto de compraventa de inmuebles no es título de propiedad

El bo­le­to de com­pra­ven­ta es un con­tra­to que se ca­rac­te­ri­za por ser uti­li­za­do co­ti­dia­na­men­te en el mer­ca­do de cir­cu­la­ción de in­mue­bles, ade­más por la tras­cen­den­cia eco­nó­mi­ca, so­cial y fa­mi­liar que con­lle­va, en es­pe­cial cuan­do se com­pra un in­mue­ble des­ti­na­do a vi­vien­da.


En el ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal co­mo es­cri­ba­no sue­le ocu­rrir que, al ser re­que­ri­dos por los par­ti­cu­la­res pa­ra in­ter­ve­nir en cier­tos ac­tos, al so­li­ci­tar­les la do­cu­men­ta­ción per­ti­nen­te nos en­con­tra­mos que el “tí­tu­lo de pro­pie­dad” que cre­en te­ner y nos ex­hi­ben, es na­da me­nos que un “bo­le­to de com­pra­ven­ta”. Se par­te de la erró­nea cre­en­cia de que se es due­ño por ha­ber fir­ma­do un bo­le­to y ad­qui­ri­do un in­mue­ble por es­te me­dio, cuan­do en re­a­li­dad no per­fec­cio­na la trans­mi­sión de la pro­pie­dad de un in­mue­ble.
El bo­le­to de com­pra­ven­ta es un con­tra­to que se ca­rac­te­ri­za por ser uti­li­za­do co­ti­dia­na­men­te en el mer­ca­do de cir­cu­la­ción de in­mue­bles, ade­más por la tras­cen­den­cia eco­nó­mi­ca, so­cial y fa­mi­liar que con­lle­va, en es­pe­cial cuan­do se com­pra un in­mue­ble des­ti­na­do a vi­vien­da. De­vie­ne útil co­mo pun­to de par­ti­da de un ne­go­cio de com­pra­ven­ta in­mo­bi­lia­ria en vir­tud de que re­gu­la la re­la­ción de dos su­je­tos: el ven­de­dor y com­pra­dor, la co­sa y el pre­cio, ori­gi­nan­do de­re­chos y obli­ga­cio­nes re­cí­pro­cas en­tre las par­tes. En él, la par­te ven­de­do­ra se com­pro­me­te a trans­fe­rir la pro­pie­dad de un bien otor­gan­do la res­pec­ti­va es­cri­tu­ra tras­la­ti­va de do­mi­nio, una vez can­ce­la­do el pa­go to­tal del pre­cio de ven­ta y la par­te com­pra­do­ra a pa­gar el pre­cio con­ve­ni­do.
El bo­le­to, por ser un ins­tru­men­to pri­va­do, pue­de ser re­dac­ta­do por las par­tes y con­si­de­rar au­to­res a los fir­man­tes. Es re­qui­si­to fun­da­men­tal en es­tos ins­tru­men­tos la fir­ma de las par­tes, por­que ella prue­ba la au­to­ría de la de­cla­ra­ción de vo­lun­tad ex­pre­sa­da en el tex­to al cual co­rres­pon­de.

EPC130220-010F08

A di­fe­ren­cia de la es­cri­tu­ra pú­bli­ca, no exis­te nor­ma al­gu­na que exi­ja ges­tio­nes o trá­mi­tes es­pe­cia­les y ne­ce­sa­rios an­te­rio­res a su fir­ma, aun­que exis­ten si­tua­cio­nes que de­ben te­ner­se pre­sen­te, co­mo la so­li­ci­tud de in­for­mes de es­ta­do de do­mi­nio y li­bre dis­po­si­ción re­sul­tan im­por­tan­tes ya que brin­dan in­for­ma­ción pre­ci­sa so­bre el do­mi­nio del in­mue­ble, la exis­ten­cia o no de hi­po­te­cas, em­bar­gos y otros gra­vá­me­nes y si el ven­de­dor se en­cuen­tra in­hi­bi­do o no pa­ra dis­po­ner de sus bie­nes y allí ra­di­ca la im­por­tan­cia de con­tar con el ase­so­ra­mien­to pre­vio, co­mo es el rol que tie­ne un es­cri­ba­no, que re­a­li­za esas ges­tio­nes, pa­ra no co­rrer ries­gos fu­tu­ros que ori­gi­nen con­flic­tos y en lo po­si­ble evi­tar la fu­tu­ra con­tien­da ju­di­cial.
En pri­mer lu­gar, a la ho­ra de re­dac­tar un bo­le­to se re­co­mien­da la uti­li­za­ción de un len­gua­je apro­pia­do y evi­tar ex­pre­sio­nes equí­vo­cas que no ha­cen más que pro­du­cir con­fu­sio­nes en­tre las par­tes so­bre su po­si­ción, de­re­chos y obli­ga­cio­nes. No es con­ve­nien­te re­cu­rrir a for­mu­la­rios o mo­de­los ti­po des­car­ga­dos de si­tios de In­ter­net que no pre­vén más que es­ti­pu­la­cio­nes bá­si­cas y no atien­den a las par­ti­cu­la­ri­da­des pro­pias que tie­ne o pue­de te­ner ca­da ope­ra­ción.
Se de­be­rá iden­ti­fi­car a las par­tes con la ma­yor pre­ci­sión po­si­ble co­mo así tam­bién la re­pre­sen­ta­ción de al­gu­na de ellas me­dian­te la uti­li­za­ción de un po­der cuan­do el ver­da­de­ro ti­tu­lar de­le­gue en otra per­so­na la fa­cul­tad de ven­ta; ha­cer cons­tar el es­ta­do en que se en­tre­ga el in­mue­ble y los da­tos de las me­di­das y su­per­fi­cies que per­mi­tan su co­rrec­ta in­di­vi­dua­li­za­ción, lo que re­sul­ta­rá de un pre­vio aná­li­sis del tí­tu­lo an­te­ce­den­te de don­de sur­ge la ti­tu­la­ri­dad do­mi­nial que de­ten­ta el ven­de­dor.
Con res­pec­to al pre­cio, mo­da­li­da­des y con­di­cio­nes de pa­go, ge­ne­ral­men­te ocu­rre que, al mo­men­to de la fir­ma, se en­tre­ga par­te del di­ne­ro en efec­ti­vo o al­gún che­que o pue­de ocu­rrir que con an­te­rio­ri­dad a la mis­ma o ese mis­mo día se ha­ya he­cho trans­fe­ren­cia o de­pó­si­to ban­ca­rio a cuen­ta del pre­cio to­tal pac­ta­do y el res­to del sal­do del pre­cio en cuo­tas fi­nan­cia­das, sien­do fun­da­men­tal de­jar es­ti­pu­la­dos, las fe­chas, pla­zos y lu­gar de pa­go.
No es ha­bi­tual la can­ce­la­ción del pre­cio al mo­men­to de la fir­ma del bo­le­to de com­pra­ven­ta, pue­de dar­se que el com­pra­dor no cuen­te con el im­por­te to­tal del pre­cio de ven­ta o de­ci­dan sus­cri­bir es­te ins­tru­men­to pri­va­do por exis­tir obli­ga­cio­nes pen­dien­tes por par­te del ven­de­dor, co­mo una au­to­ri­za­ción ju­di­cial de ven­ta, la apro­ba­ción de una men­su­ra de de­ter­mi­na­ción de su­per­fi­cie o la es­pe­ra de una re­so­lu­ción ju­di­cial por al­gu­na cau­sa en trá­mi­te.
Otros pun­tos im­por­tan­tes son la fe­cha de en­tre­ga de la po­se­sión en el mis­mo día que se fir­ma el bo­le­to, pos­te­rior­men­te o a la fe­cha de fir­ma de la es­cri­tu­ra; la fe­cha o el pla­zo pa­ra es­cri­tu­rar, el asen­ti­mien­to con­yu­gal, la po­si­bi­li­dad de ce­der los de­re­chos emer­gen­tes del bo­le­to, la de­sig­na­ción del es­cri­ba­no que va a in­ter­ve­nir en la es­cri­tu­ra­ción, los gas­tos, im­pues­tos y ho­no­ra­rios que aca­rre­a­rá la mis­ma y el pac­to co­mi­so­rio que pre­vé las con­se­cuen­cias por in­cum­pli­mien­to de una de las par­tes, es de­cir, la po­si­bi­li­dad pa­ra el cum­pli­dor de re­sol­ver la ope­ra­ción es­ta­ble­cien­do su so­lu­ción en el bo­le­to o exi­gir su cum­pli­mien­to vía ju­di­cial.

DESTA10

Ca­be acla­rar que el in­cum­pli­mien­to de al­gu­na de las par­tes ge­ne­ra­rá la po­si­bi­li­dad de que el “cum­pli­dor” so­li­ci­te la es­cri­tu­ra en un jui­cio de es­cri­tu­ra­ción e in­clu­so el juez po­drá su­plir la vo­lun­tad del in­cum­pli­dor, fir­man­do por el de­man­da­do re­bel­de de con­cu­rrir a la ins­tan­cia ju­di­cial.
La ce­le­bra­ción de es­te con­tra­to, al ser one­ro­so me­dian­te el pa­go del pre­cio, se en­cuen­tra gra­va­do por im­pues­to de se­llos a ni­vel pro­vin­cial, con la alí­cuo­ta del 10 por mil, que con­for­me a la nor­ma­ti­va vi­gen­te es com­par­ti­do en­tre las par­tes, cu­yo im­por­te es to­ma­do co­mo pa­go a cuen­ta de la alí­cuo­ta del 25 por mil que se de­be pa­gar al fir­mar la es­cri­tu­ra tras­la­ti­va de do­mi­nio so­bre el mon­to to­tal de la ope­ra­ción, en cu­yo ca­so el es­cri­ba­no co­mo agen­te de re­ten­ción de­be­rá re­te­ner di­cho im­por­te y pro­ce­der a su in­gre­so en la cuen­ta de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ren­tas.
Ade­más, si se en­tre­ga­ra la po­se­sión del in­mue­ble al com­pra­dor, tam­bién se es­ta­rá al­can­za­do con otro im­pues­to a ni­vel na­cio­nal pa­ra la AFIP, que le co­rres­pon­de al ven­de­dor, sea una per­so­na hu­ma­na o ju­rí­di­ca, y va a de­pen­der de la con­di­ción im­po­si­ti­va y de la fe­cha des­de que la par­te ven­de­do­ra de­ten­te el do­mi­nio, si abo­na­rá el Im­pues­to a la Trans­fe­ren­cia de In­mue­bles o Ga­nan­cia Ce­du­lar o de Ga­nan­cias en ge­ne­ral.
Hay que te­ner en cuen­ta que es­te ti­po de con­tra­ta­ción, aun­que las par­tes ha­yan op­ta­do por re­dac­tar­lo ba­jo ins­tru­men­to pri­va­do o bien su tex­to es­tar con­te­ni­do en una es­cri­tu­ra pú­bli­ca, no es un do­cu­men­to ins­cri­bi­ble en los re­gis­tros in­mo­bi­lia­rios pa­ra otor­gar­le pu­bli­ci­dad re­gis­tral, sal­vo el cri­te­rio que se en­cuen­tre vi­gen­te en el Re­gis­tro de la Pro­pie­dad In­mue­ble del lu­gar de ubi­ca­ción del in­mue­ble.
La cer­ti­fi­ca­ción de las fir­mas an­te es­cri­ba­no ha­bi­li­ta­do.
Las par­tes pue­den re­que­rir al es­cri­ba­no que cer­ti­fi­que las fir­mas pues­tas en el bo­le­to de com­pra­ven­ta. En es­ta ac­tua­ción co­no­ce di­cho con­te­ni­do y de­be­rá ne­gar­se la cer­ti­fi­ca­ción cuan­do con­tu­vie­re cláu­su­las con­tra­rias a las le­yes, a la mo­ral o a las bue­nas cos­tum­bres.
La es­cri­tu­ra­ción obli­ga­ción pen­dien­te.
Una vez ce­le­bra­do el bo­le­to de com­pra­ven­ta y cum­pli­do el pla­zo es­ta­ble­ci­do en el bo­le­to de com­pra­ven­ta sur­ge la obli­ga­ción de es­cri­tu­rar, com­pro­mi­so co­mún a am­bas par­tes quie­nes de­be­rán pres­tar to­da la co­la­bo­ra­ción ne­ce­sa­ria pa­ra que el ac­to se re­a­li­ce en tiem­po y for­ma, sien­do el prin­ci­pio le­gal que el com­pra­dor pue­de ele­gir al es­cri­ba­no pa­ra la es­cri­tu­ra­ción.
Tam­bién pue­de su­ce­der que las par­tes acuer­den que ven­ce­rá el pla­zo pa­ra es­cri­tu­rar, su­je­to a cier­tas con­di­cio­nes co­mo por ejem­plo, una vez ob­te­ni­da to­da la do­cu­men­ta­ción per­ti­nen­te o la apro­ba­ción de pla­no de men­su­ras o al pa­gar­se o ha­ber al­can­za­do de­ter­mi­na­do nú­me­ro de cuo­tas.
El Có­di­go Ci­vil y Co­mer­cial en su ar­tí­cu­lo 1017 es­ta­ble­ce: “Es­cri­tu­ra pú­bli­ca. De­ben ser otor­ga­dos por es­cri­tu­ra pú­bli­ca: a) los con­tra­tos que tie­nen por ob­je­to la ad­qui­si­ción, mo­di­fi­ca­ción o ex­tin­ción de de­re­chos re­a­les so­bre in­mue­bles…”.
La Es­cri­tu­ra Pú­bli­ca es el ac­to ju­rí­di­co re­ves­ti­do de las so­lem­ni­da­des ne­ce­sa­rias es­ta­ble­ci­das por la ley que per­fec­cio­na la trans­mi­sión del do­mi­nio de un bien in­mue­ble, es re­dac­ta­da por un es­cri­ba­no pú­bli­co en su pro­to­co­lo, quien ac­túa a tra­vés de la fe de­le­ga­da por el Es­ta­do otor­gan­do se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los ac­tos que au­to­ri­za.
An­tes de au­to­ri­zar la es­cri­tu­ra tras­la­ti­va de do­mi­nio el es­cri­ba­no re­a­li­za­rá cier­tos ac­tos de­no­mi­na­dos pre­es­cri­tu­ra­rios, con com­pe­ten­cia ex­clu­si­va en la ges­tión, co­mo ser el es­tu­dio de tí­tu­los re­tro­tra­yén­do­se 20 años que se com­ple­men­ta­rá con la so­li­ci­tud de los cer­ti­fi­ca­dos so­bre la si­tua­ción per­so­nal del ti­tu­lar do­mi­nial y la exis­ten­cia de tra­bas, res­tric­cio­nes o gra­vá­me­nes so­bre ese do­mi­nio, cer­ti­fi­ca­do de va­lua­ción fis­cal, ve­ri­fi­ca­rá los pla­nos, co­mo tam­bién la exis­ten­cia o no de deu­das so­bre im­pues­tos, ta­sas o con­tri­bu­cio­nes y exi­gi­rá a las par­tes la en­tre­ga de la do­cu­men­ta­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra el ac­to.
Cum­pli­dos los trá­mi­tes pre­li­mi­na­res, el es­cri­ba­no re­dac­ta­rá la es­cri­tu­ra en tér­mi­nos téc­ni­cos que no den lu­gar a in­ter­pre­ta­cio­nes du­do­sas, re­ten­drá los mon­tos que co­rres­pon­dan al ac­to tri­bu­tar y con­vo­ca­rá a las par­tes fi­jan­do día y ho­ra pa­ra la fir­ma de la es­cri­tu­ra, que po­drá coin­ci­dir o no con la es­ti­pu­la­da en el bo­le­to de com­pra­ven­ta se­gún si­tua­cio­nes par­ti­cu­la­res que pue­dan ocu­rrir.
Una vez fir­ma­da por las par­tes y au­to­ri­za­da por el es­cri­ba­no, la es­cri­tu­ra pro­du­ce un tí­tu­lo ap­to, la cer­te­za de ser due­ño, de te­ner el do­mi­nio per­fec­to, per­pe­tuo y ex­clu­si­vo.
Lue­go de otor­ga­da la es­cri­tu­ra, co­rres­pon­de al es­cri­ba­no cum­plir con las obli­ga­cio­nes de re­sul­ta­do, de ins­cri­bir el tí­tu­lo en el Re­gis­tro de la Pro­pie­dad de In­mue­ble pa­ra ser opo­ni­ble a ter­ce­ros, lue­go en la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ca­tas­tro y Mu­ni­ci­pa­li­dad co­rres­pon­dien­te al lu­gar de ubi­ca­ción del in­mue­ble, sea ur­ba­no, su­bur­ba­no o ru­ral, pa­ra fi­nal­men­te ser en­tre­ga­do al nue­vo ti­tu­lar do­mi­nial.
Ca­be re­sal­tar en­ton­ces que el bo­le­to de com­pra­ven­ta no trans­mi­te la pro­pie­dad, so­bre el in­mue­ble que se ad­quie­re, si­no so­la­men­te da de­re­chos a las par­tes.
Por úl­ti­mo, an­te cual­quier du­da o in­for­ma­ción con­sul­te a su es­cri­ba­no de con­fian­za y ten­ga siem­pre pre­sen­te que “só­lo la es­cri­tu­ra pú­bli­ca con­vier­te en due­ño al com­pra­dor, no así el bo­le­to”.

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *