Noticias Pastorales

“Dios continúa buscando corazones dispuestos a creer a pesar de las adversidades”

«Como ayer, Dios continúa buscando aliados, continúa buscando hombres y mujeres capaces de creer, capaces de hacer memoria, de sentirse parte de su pueblo para cooperar con la creatividad del Espíritu. Dios continúa recorriendo nuestros barrios y nuestras calles, se lanza en todo lugar en búsqueda de corazones capaces de escuchar su invitación y de hacerlo carne aquí y ahora”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía en la Santa Misa celebrada en el Parque de Monza, en el marco de su Visita Pastoral a Milán.

Esta mañana después de haber encontrado a las familias residentes de las “Casas Blancas”, donde viven numerosos inmigrantes y ancianos; dialogó en la Catedral de Milán, con los sacerdotes, religiosos, religiosas y consagrados de esta arquidiócesis; sucesivamente, el Obispo de Roma rezó el Ángelus, para luego visitar y almorzar con los presidiarios de la Cárcel de “San Vittore”.

Por la tarde, tuvo lugar el caluroso encuentro con los fieles de la diócesis de Milán en el Parque de Monza, donde celebró la Eucaristía en una catedral a cielo abierto. En su homilía, el Papa Francisco comparó dos anuncios que nos muestran lo que Dios nos dona en su Hijo Jesús. “Hemos apenas escuchado el anuncio más importante de nuestra historia – dijo el Pontífice – la anunciación a María y el anuncio del nacimiento de Juan Bautista. Dos anuncios que se subsiguen y que están unidos; dos anuncios que, comparados entre ellos, nos muestran lo que Dios nos dona en su Hijo”.

Un contraste que nos señala que el nuevo Templo de Dios, precisó el Papa, el nuevo encuentro de Dios con su pueblo tendrá lugar en un sitio que normalmente no nos esperamos, en los márgenes, en las periferias. “Ahí se encontrarán, ahí Dios se hará carne para caminar junto a nosotros desde el seno de su Madre”. Porque Dios mismo, señaló el Pontífice, es quien toma la iniciativa elige quedarse en nuestras casas, en nuestras luchas cotidianas, llenas de ansias y anhelos”. Es justamente dentro de nuestras ciudades, agregó el Obispo de Roma, dentro de nuestras escuelas y universidades, de las plazas y de los hospitales que se cumple el anuncio más bello que podemos escuchar: “Alégrate, el Señor está contigo”. Es el anuncio de una alegría que genera vida, que genera esperanza, que se hace carne en el modo en el cual vemos el mañana, en la actitud con la cual vemos a los demás. Una alegría que se hace solidaridad, hospitalidad, misericordia hacia los demás.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.