Opinion

CRISMHOM, al obispo de Tenerife: «Somos parte del pueblo De Dios, escúchenos»

«Oramos para que Monseñor Álvarez escuche las crecientes voces que, desde diversas confesiones cristianas y desde el seno de la misma Iglesia católica, llaman a un acercamiento más comprensivo de la realidad LGTBI»

«En especial, las voces que ya se están haciendo oír en el camino sinodal, especialmente en Alemania pero también en nuestro propio país»

«Ppodría haberse abstenido de comparaciones que son en sí mismas insultantes, y podría haber hablado en un tono menos desdeñoso sobre las personas LGTBI, en particular las homosexuales»

«Crismhom, en comunión con todas las asociaciones y comunidades LGTBI cristianas de España, alza su voz en defensa de las personas con diversidad afectiva y de género. Lo hacemos porque estamos convencidos de que es nuestro deber y nuestra vocación. Somos parte del pueblo de Dios. Escúchenos». Las declaraciones homófobas del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, siguen trayendo cola.

En esta ocasión, han sido los cristianos homosexuales de Madrid, una comunidad histórica en la defensa de la dignidad del colectivo LGTBI en el mundo cristiano, quien se ha visto obligada a salir al paso de unas «desafortunadas comparaciones» entre la homosexualidad y el alcoholismo.

«Monseñor Bernardo Álvarez podría replicar que no ha hecho sino recordar la doctrina vigente de la Iglesia católica», añade la nota. «Sin embargo, podría haberse abstenido de comparaciones que son en sí mismas insultantes, y podría haber hablado en un tono menos desdeñoso sobre las personas LGTBI, en particular las homosexuales».

crismhom

Porque, recuerda CRISMHOM, «los y las homosexuales no sólo tenemos ‘tendencias a actos homosexuales‘. Somos seres llamados a amar a otras personas de nuestro mismo sexo, a desear estar con ellas, a compartir vida y afanes; ciertamente, también a relaciones físicas, pero como parte de un proyecto mayor.»

No somos una tendencia

«No está bien reducirnos a la tendencia a un acto como el de beber alcohol. Es reducir nuestra realidad y, finalmente, faltarnos el respeto», lamenta el comunicado.

«Oramos para que Monseñor Álvarez escuche las crecientes voces que, desde diversas confesiones cristianas y desde el seno de la misma Iglesia católica, llaman a un acercamiento más comprensivo de la realidad LGTBI. En especial, las voces que ya se están haciendo oír en el camino sinodal, especialmente en Alemania pero también en nuestro propio país», concluye el escrito, que reivindica el sagrado poder de amar, y ser amado, como parte del proyecto de Dios para la vida de cada persona.

Primero, Religión Digital

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.