Más Noticias de Paraguay

Constataron desmonte y falta de licencia en la granja de diputado

“Constatamos que no tenían la documentación de licencia ambiental expedida por el Mades para el desarrollo de la actividad, engorde y comercialización de pollos”, comentó Francisco Giménez, fiscalidor del Mades.

También señaló que a 450 metros de la sede administrativa observaron área que habría sido desmontada. “Posiblemente corresponde a deforestación. La superficie aproximada del lugar es de 14 hectáreas. Las coordenadas que levantamos en el lugar enviaremos a la Dirección de Geomática para determinar la superficie exacta y si hubo o no cambio de uso de suelo en el lugar, a través de imágenes multitemporales”, agregó.

Al no permitir el ingreso, indicó, hubo una obstrucción al procedimiento. Ante el hecho relató que solicitarán la próxima semana una orden de allanamiento al Ministerio Público.

Aseguró que ante estas dos faltas evidenciadas ya se iniciaría la apertura de un sumario administrativo.

Perjuicio Hace más de un mes que pobladores de varias compañías de Piribebuy no pueden consumir ni utilizar el agua del arroyo Yukyry. Esto debido a que el cauce se tiñó de color gris. El agua, aseguran, históricamente fue transparente. “Parece como una grasa lo que se queda por la piel al tocar el agua del arroyo. Ni nuestros animales querían tomar más”, lamentó el poblador Nicolás Gutiérrez.

Ante la desesperación, los moradores habían seguido el curso del arroyo hasta encontrarse con maquinarias que estaban trabajando en zona de la naciente del cauce, para la construcción de piletas en la pollería, relató la pobladora Elizabeth Bernal.

Evidencia. Ante la presión ciudadana, en la jornada de ayer la Municipalidad de Piribebuy presentó la denuncia del caso ante el Mades.

En la nota describe: “En el momento de la verificación fuimos recibidos por el ingeniero civil Rodrigo Bolla, encargado del establecimiento San Ignacio propiedad de la familia Samaniego, a quien se ha requerido la licencia ambiental respondiendo que no contaban con dicha documentación”.

Señala además que se observó una gran cantidad de ramas y troncos secos de gran porte. “Se ha recurrido a imágenes satelitales que demuestran el estado anterior y el actual del terreno, observándose más de 13 hectáreas deforestadas sin contar con ningún tipo de permiso”, señala el documento firmado por el intendente de Piribebuy, Blas Manuel Gini.

Silencio. Como en la publicación anterior sobre el caso, intentamos nuevamente tener la versión del diputado Samaniego pero no atendió las llamadas.

Muchas comunidades dependemos del arroyo que era limpio, luego ya ni animales querían tomar de aquí. Elizabeth Bernal, compañía Mcal. López.

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *