Más Noticias Opinion

Compraventa de rodados y denuncia de venta

Es sabido que la compraventa de vehículos usados es práctica habitual y cotidiana entre los particulares.


Alina Berenice BarolinEl Registro de la Propiedad Automotor cuenta con diversos servicios, como certificación de firmas en los formularios que se presentan ante el mismo cuando se pretende vender un vehículo, previa carga de los datos en un formulario web. Sin embargo, la realidad nos muestra que es frecuente, por la confianza y asesoramiento que ofrece un notario, o bien la falta de tiempo con la que cuentan los interesados al realizar la operación, que muchas personas recurren al notario para la certificación de su firma en los formularios de transferencia, más concretamente el formulario 08. Frente a estas circunstancias, el notario no es un “mero certificador de firmas”, sino por el contrario, constituye una fuente de información importante que se traduce en el asesoramiento a los interesados: por ejemplo, la conveniencia de solicitar al registro un certificado que “bloquee” el ingreso a inscripción de cualquier medida o restricción posterior a su solicitud; tiene una validez de 15 días y por finalidad conocer la situación en la que se halla el vehículo que se va a transferir (el popular estado de dominio), y si su titular registra alguna medida judicial que le impida efectuar la transferencia. Este trámite se realiza a través de un formulario 02 en el que el notario puede certificar la firma y presentar la solicitud al registro, sirviendo además, para demostrar la buena fe de los contratantes.

foto

Retirado el certificado del registro sin ninguna situación anómala asentada él, las partes podrán concretar la venta sin ningún tipo de riesgos, y concurriendo a la escribanía para certificar sus firmas, el escribano procederá a solicitarle le exhiban el título de propiedad del vehículo, requisito imprescindible, pues sólo en él consta si el titular es uno, dos o más, la proporción en que el vehículo corresponde a cada uno, y el estado civil de los mismos (datos no consignados en la cédula verde); también solicitará la exhibición de sus respectivos DNI, teniendo especial relevancia el del comprador, ya que el domicilio que figura en el mismo es el que el profesional debe colocar ineludiblemente en la certificación notarial; esto en virtud de que todas las seccionales del Registro tienen acceso al sistema del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), donde se puede constatar la identidad de las personas y el último domicilio legal declarado al momento de tramitar DNI; si el registro al presentarse el trámite de transferencia detecta que el domicilio que figura en la certificación notarial no coincide con el que se halla asentado en el RENAPER, rechazará la inscripción.
Con estos elementos más el formulario 08, el notario procederá a la certificación de firmas, siendo esencial que advierta a los requirentes dos cosas fundamentales: a) que la certificación de firmas ante notario no transmite la propiedad del vehículo al comprador, debiendo presentarse al Registro el formulario – certificado y demás requisitos exigidos por este, a fin de que este pueda declarar y publicitar mediante la inscripción, quien es el nuevo propietario del rodado; y b) que el formulario con las firmas certificadas tiene distinto tiempo de validez, según se certifique una de las firmas o ambas –vendedor y comprador-.
Para el caso de que sólo se desee la certificación de firma del vendedor -y del cónyuge en caso de corresponder- el profesional pondrá en conocimiento que el comprador tendrá un plazo de 90 días hábiles desde la fecha de certificación para realizar la transferencia del vehículo; si por el contrario, se solicita la certificación de las firmas de vendedor y comprador, el plazo se reduce a 10 días hábiles desde la fecha de la certificación notarial, advirtiéndoles además que si el comprador, transcurridos dichos lapsos no realizare la transferencia, se hace pasible de una multa, a la que se le adicionarán intereses por cada día de retardo.
Ahora bien, si las partes han decidido certificar ambas firmas y realizar la transferencia de manera inmediata, como notarios, podemos ilustrar al comprador sobre la documentación que necesita para realizar el trámite: si lo han solicitado, certificado de estado de dominio (que se tramita ante el registro con el formulario 02), el formulario 08 con las firmas certificadas, constancia de CUIL, verificación policial del vehículo que se gestiona ante la seccional policial designada al efecto, en el caso de nuestra capital es la Comisaría Cuarta, título y cedulas verde y azul –si existiera- originales, pago de la patente hasta el mes del año en que se realiza la transferencia, si no cumplimenta este último requisito, no podrá retirar el trámite inscripto.
En la seccional del registro, se constatará si el vehículo registra alguna multa o infracción; de ser así, el comprador tendrá dos opciones: pagar la misma o efectuar una declaración jurada de negativa de pago de infracciones, cuya confección y certificación de firma podrá ser requerida al notario.
Para el primer caso, es decir, que sólo se certifique la firma del vendedor -y cónyuge en su caso- es de buena práctica notarial asesorar al vendedor sobre la conveniencia de realizar la denuncia de venta. ¿Qué es? Es una herramienta/ trámite que tiene a su favor el dueño del rodado para informar al Registro de la Propiedad Automotor que el mismo ya no está en su poder, que lo ha vendido. ¿Cómo se realiza? Mediante un formulario Solicitud Tipo 11, que se presenta ante la seccional del registro en el cual se halla radicado el rodado, y en el que también el notario puede certificar la firma. Además de la certificación de firma, el vendedor deberá contar con los siguientes datos del comprador: nombre completo, número de DNI, domicilio del mismo, fecha en que entregó el vehículo y si se realizó o no un boleto de compraventa (cabe aclarar que en este último caso, sólo tendrá relevancia si el boleto tiene las firmas certificadas ante el escribano). 1
La presentación del formulario puede hacerla personalmente el vendedor, un gestor, o encomendarle la tarea al propio notario. Una vez presentado el trámite, y abonado el arancel fijado, el funcionario del registro indicará al presentante el plazo en el que deberá concurrir a la seccional a retirar la Denuncia de Venta debidamente inscripta. ¿Para qué sirve? Es deber como notarios asesorar al vendedor que realiza la denuncia de venta, no es un mero gasto superfluo, sino que, por el contrario, es un acto tendiente a protegerlo, ya que sólo a través de ella puede eludir cualquier tipo de responsabilidad civil por el mal uso del rodado, más precisamente si el comprador comete algún tipo de delito con el vehículo cuando aún no ha realizado la transferencia, sólo con este trámite se resguardará al transmitente de los efectos legales de dicho acto. Asimismo, el vendedor que se ha desprendido del rodado tiene la posibilidad de utilizarla para justificar ante las entidades bancarias el depósito del dinero de la venta, si es que ha optado por bancarizarlo, y además, dar de baja la patente ante la autoridad municipal a cargo de su cobro, ya que en caso de no hacerlo, la misma seguirá devengándose a su nombre y, consecuentemente, generándole deuda.
Otra de las bondades de la Denuncia de Venta es que obliga al comprador a realizar la transferencia en un plazo de 30 días hábiles, cumplido el cual, el registro dispondrá la prohibición de circular y el secuestro del rodado.
Finalmente, cabe recordarles a los lectores que el notario no sólo puede intervenir en el asesoramiento para una compraventa de rodados exitosa, y la certificación de firma en los formularios, sino también que está facultado y bastamente calificado para realizar la tarea inscriptoria de la transferencia, y a esos efectos las seccionales de los registros cuentan con una mesa diferencial para la presentación de los diversos trámites a los que hemos hecho referencia precedentemente.

(*) Escribana Pública Nacional

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *