Radio

CANNABIS MEDICINAL: «La gente lo usa en forma masiva y hasta sin un consejo médico»

Tras un año de trabajo, Argentina cuenta con las primeras evidencias científicas que avalan el uso de cannabis medicinal en dosis controladas en casos de epilepsia refactaria; esto, en pacientes que no responden al tratamiento convencional y cuyas crisis epilépticas son tan frecuentes que llevan a un deterioro cognitivo, conductual y motor.

Sin embargo la Sociedad Neurológica Argentina se pronunció sobre el uso del cannabis, y alertó sobre el consumo sin recomendación médica. Respecto a este tema habló Martin Cedrola médico neurólogo, jefe de neurología y neurofisiología del hospital San Francisco de Asís.

“Las consultas sobre el uso de cannabis aumentaron considerablemente desde la aprobación de la ley y la sociedad neurológica debía brindar una respuesta sobre para qué casos sí y para qué casos no”, explicó.

El médico explicó que desde su aprobación la gente lo aplica de forma masiva y hasta sin un consejo médico. “Entiendo que muchos pacientes ante una dolencia no resuelta empiezan a buscar estas alternativas que pueden ser peligrosas”. “El cannabis es sumamente útil para algunos casos pero para otros todavía no ha sido demostrado. La Sociedad Neurológica lo que dijo es para qué es bueno, lo que está científicamente comprobado hasta ahora, quizás el año siguiente sale un nuevo comunicado”.

“Lo primero que hay que demostrar es que una molécula no es peligrosa para la salud y después de eso que es beneficiosa para una patología u otra”.

COMUNICADO: 

Uso de Cannabis Medicinal

Sección Prensa / Comunidad

Buenos Aires, 25 de Agosto de 2017

Ante el reciente y creciente interés público generado por los medios periodísticos sobre la utilización de derivados de la marihuana para el tratamiento de algunos niños y adultos con epilepsia refractaria la Sociedad Argentina de Neurología Infantil (SANI), la Liga Argentina Contra la Epilepsia (LACE) y la Sociedad Neurológica Argentina (SNA) comunican que:

El uso medicinal de marihuana (cannabis sativa: CS) tiene precedentes desde civilizaciones antiguas (4000 AC). En las últimas décadas se han individualizado dos componentes principales de entre más de 400 moléculas: el Tetra-hidrocannabinol (THC), que posee efectos psicotrópicos y el Cannabidiol (CBD), con posibles efectos anticonvulsivantes. Todavía no se conocen los mecanismos precisos de acción de dichos componentes en el sistema nervioso central.

 Las epilepsias refractarias son condiciones neurológicas graves de diversa causa caracterizadas por la persistencia de convulsiones a pesar del tratamiento instaurado. La vida de un paciente con epilepsia refractaria y la de sus cuidadores es un camino arduo, con crisis frecuentes, deterioro clínico, efectos secundarios de las drogas antiepilépticas y alteración de la calidad de vida del paciente y su entorno. Frente a esta angustia y desaliento y ante la falta de respuesta a los tratamientos convencionales ocasionalmente algunas familias recurren a tratamientos alternativos

La marihuana o CS por vía inhalatoria utilizada habitualmente con fines recreacionales no tiene efecto beneficioso sobre la epilepsia y, por el contrario, puede interferir con varios agentes anticonvulsivos de uso habitual. Tampoco hay resultados concluyentes respecto a su uso y los riesgos de adicciones a otras drogas, desarrollo de psicosis u otras patologías psiquiátricas. En lo que respecta a los niños tampoco se conocen a mediano y largo plazo los efectos de los canabinoides sobre el cerebro en desarrollo.

 De acuerdo a algunos estudios en la literatura científica el componente Canabidiol podría tener efectos terapéuticos en algunas epilepsias de difícil manejo, tales como el Síndrome de Dravet y de Lennox Gastaut, si bien aún se requiere de más estudios para confirmar su eficacia y seguridad

Los preparados por vía oral que se utilicen deben cumplir siempre con buenas prácticas de fabricación, por lo que deben evitarse los  preparados caseros o artesanales.  En Argentina, se está a pasos de reglamentar la Ley Nacional, lo cual facilitará la producción local con las buenas prácticas como marca la ley de medicamentos.

Por todo esto, La Sociedad Argentina de Neurología Infantil  (SANI),  la Liga Argentina contra la Epilepsia (LACE) y la Sociedad Neurológica Argentina (SNA) recomiendan:

Confiar el manejo integral de la epilepsia refractaria, por su severidad y complejidad, al médico especialista en neurología infantil o neurología de adultos  entrenado en el manejo de epilepsia.

Esperar con cautela que los estudios en curso puedan establecer el espectro real de eficacia clínica, las dosis adecuadas y los posibles efectos adversos del cannabidiol en el tratamiento de la epilepsia refractaria.

En el caso de situaciones extraordinarias de uso “compasivo” de cannabidiol no utilizar ningún compuesto sin la supervisión de un médico especialista en el tratamiento de epilepsia.

Comisiones Directivas de SANI, LACE y SNA. 

#### Radio Sudamericana####

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.