Más Noticias

Borracho rompió el aislamiento y destrozó su auto y una plaza

Una locura. No sólo por violar la cuarentena con lo que ello implica en la posibilidad de expandir el coronavirus, sino por una actitud temeraria que puso en inminente riesgo de vida a sus vecinos. “Pudo haber sido una tragedia”, apuntó Calvano.


EN TIEMPO DE CUARENTENA, CUANDO LOS ARGENTINOS SE AÍSLAN PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL CORONAVIRUS, UN DESAPRENSIVO VECINO PROVOCÓ DESTROZOS CON SU AUTO.

EN TIEMPO DE CUARENTENA, CUANDO LOS ARGENTINOS SE AÍSLAN PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL CORONAVIRUS, UN DESAPRENSIVO VECINO PROVOCÓ DESTROZOS CON SU AUTO.

Las imá­ge­nes son pa­té­ti­cas. En la ma­dru­ga­da de ayer, un hom­bre, en to­tal es­ta­do de ebrie­dad, de­ci­dió vio­lar la cua­ren­te­na: to­mó su ve­hí­cu­lo y, apro­ve­chan­do que las ca­lles de la ciu­dad es­ta­ban va­cí­as, se mo­vi­li­zó a gran ve­lo­ci­dad. El re­sul­ta­do: pro­vo­có se­ve­ros des­tro­zos en la pin­to­res­ca pla­za Bel­gra­no. Y, de pa­so, rom­pió ca­si por com­ple­to su au­to­mó­vil.
“Al ver có­mo que­dó la pla­za (u­bi­ca­da en la ba­ja­da del puen­te in­ter­pro­vin­cial Ge­ne­ral Bel­gra­no), pri­me­ro pen­sa­mos que se tra­tó de un ac­to de van­da­lis­mo. Des­pués co­no­ci­mos que fue el ac­to de un irres­pon­sa­ble”, co­men­tó Hu­go Cal­va­no, se­cre­ta­rio de Co­or­di­na­ción de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de la Ciu­dad de Co­rrien­tes.
El ebrio con­duc­tor su­bió a la pla­zo­le­ta y se lle­vó por de­lan­te lu­mi­na­rias, plan­tas y has­ta ban­cos. “A­de­más de vio­lar el ais­la­mien­to, pu­so en ries­go no só­lo su vi­da si­no la de aque­llos que po­drí­an ha­ber­se cru­za­do en su ca­mi­no. Afor­tu­na­da­men­te, la po­bla­ción es cons­cien­te de la gra­ve­dad del co­ro­na­vi­rus y es­ta­ban en sus ca­sas. Pe­ro pu­do ha­ber si­do una tra­ge­dia”, agre­gó el fun­cio­na­rio mu­ni­ci­pal.

EPC290320-005F11


Tras su­bir al es­pa­cio ver­de y lle­var­se por de­lan­te to­do lo en­con­tra­do, el raid del de­sa­pren­si­vo con­duc­tor ter­mi­nó en la es­qui­na de la pla­za, en La­va­lle y Pa­go Lar­go. Lo des­trui­do del au­to­mó­vil de­jó en evi­den­cia la ve­lo­ci­dad y vio­len­cia de sus ma­nio­bras.

Re­co­lec­ción de re­si­duos
Por otra par­te, Cal­va­no re­cor­dó a los ve­ci­nos que el lu­nes ha­brá un ser­vi­cio de re­co­lec­ción de re­si­duos pe­ro no el mar­tes. Y pi­dió que los ca­pi­ta­li­nos se­an res­pon­sa­bles y que de­sin­fec­ten las bol­sas de re­si­duos que lle­van los ope­ra­rios de Hi­gie­ne Ur­ba­na. “En es­te con­tex­to de­be­mos ser res­pon­sa­bles”, con­clu­yó el fun­cio­na­rio mu­ni­ci­pal.

EPC290320-005F12

EPC290320-005F14

**

El control policial llegó a los colectivos urbanos 

La Po­li­cía de Co­rrien­tes con­ti­núa con los con­tro­les en la vía pú­bli­ca pe­ro en los úl­ti­mos dí­as se en­car­ga­ron de re­vi­sar las uni­da­des del trans­por­te pú­bli­co de Ca­pi­tal. Ayer hu­bo 105 per­so­nas de­mo­ras en to­do el te­rri­to­rio pro­vin­cial.
Pe­rio­dis­tas de épo­ca ob­ser­va­ron la pre­sen­cia de efec­ti­vos de la fuer­za pro­vin­cial que con­sul­ta­ban a ca­da uno de los pa­sa­je­ros ha­cia dón­de se di­ri­gí­an y si con­ta­ban con el per­mi­so co­rres­pon­dien­te.
Al­gu­nos usua­rios pu­die­ron jus­ti­fi­car su pre­sen­cia en el tras­la­do y otros no. En ese ca­so, los ser­vi­do­res pú­bli­cos co­mu­ni­ca­ban a ca­da uno de ellos que pa­ra el pró­xi­mo via­je de­ben con­tar con el per­mi­so.
Las dis­tin­tas lí­ne­as de co­lec­ti­vos in­for­man a la gen­te la mo­da­li­dad de ser­vi­cio en es­ta cua­ren­te­na. “Se­ño­res pa­sa­je­ros, en mi uni­dad só­lo via­jan las per­so­nas que tra­ba­jan en la sa­lud, fuer­zas de se­gu­ri­dad y que po­se­an cons­tan­cia de ex­cep­ción la­bo­ral. Yo me cui­do y te cui­do, no sal­gas de pa­se­o”, in­di­can al­gu­nos de los car­te­les im­pre­sos en ho­ja ofi­cio. La Po­li­cía con­ti­núa con los con­tro­les en las ca­lles y ave­ni­das.
En los ope­ra­ti­vos so­li­ci­tan el per­mi­so de ex­cep­ción, ade­más de los con­tro­les del ro­da­do que por­ta. Si no cuen­tan con esa do­cu­men­ta­ción son apar­ta­dos y de­mo­ra­dos por in­cum­pli­mien­to a lo re­suel­to por el go­bier­no na­cio­nal.
Des­de que co­men­zó la cua­ren­te­na por dí­a, en Ca­pi­tal, se se­cues­tran cin­co au­tos y al­re­de­dor de 20 mo­tos de pro­me­dio.
Ayer en to­da la pro­vin­cia hu­bo 105 de­mo­ra­dos, 60 en el in­te­rior y 45 en Ca­pi­tal. Ade­más se se­cues­tra­ron ocho mo­tos, dos bi­ci­cle­tas e ini­cia­ron dos cau­sas ju­di­cia­les.

Comentarios


Noticias Relacionadas
Más de esta categoría

Diario Época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *