Pastorales

Adónde Vamos

El siguiente encuentro se propone para trabajar con monitores en talleres de formación o en reuniones de comunidad de monitores. El rol del monitor lo puede hacer el asesor de la comunidad o uno de los monitores tratando de respetar y facilitar en todo momento la participación de todos.

 

Primer Momento

El monitor invita a jugar al “tuti fruti” tradicional pero según los siguientes ítems:

Virtud del Monitor Defecto del Monitor Objetivo del MEJ Problemas Recursos Puntos
           

 

El juego consiste en que a una orden, uno de los participantes comienza a recitar el abecedario mentalmente. Mientras no se lo interrumpa vuelve a empezar todas las veces que sea necesario. En cualquier momento alguien previamente designado dice basta, y quien recitaba dice en qué letra se detuvo. Todos deben escribir una palabra que empiece con esa letra y tenga que ver con la consigna.

El primero que completa dice “basta para mí, basta para todos” y todos se detienen y se controlan las palabras otorgando la siguiente puntuación: 10 puntos para cada palabra original, 5 puntos si otros escribieron la misma palabra y 0 puntos por cada palabra incorrecta o casillero vacío.

Se puede hacer por tope de puntaje o por ronda, teniendo en cuenta que en el encuentro no debe abarcar más de 15 minutos, ya que el objetivo no es jugar sino distender y empezar a pensar.

Se declara un ganador y continúa el encuentro.

 

Segundo Momento

Se propone la siguiente frase: “Un líder no puede dirigir hasta que no sepa adónde se dirige” que pertenece a la temporada uno de la serie Lost. Se la puede escribir en algún lugar central (una cartulina por ejemplo) de modo que todos la vean. Se invita a que libremente expresen qué les sugiere y se anota como lluvia de ideas.

Cuando todos hablan, el monitor invita a relacionar con el MEJ y responder juntos las siguientes preguntas:

  • ¿Adónde nos dirigimos?
  • ¿Qué buscamos cuando proponemos el MEJ?
  • ¿Qué queremos ofrecer como monitores?

 

Aporte

Cuando todos comparten el monitor hace el siguiente aporte:

Es fundamental tener claro adónde estamos y adónde vamos. Un monitor tiene que saber qué busca y pretende en su comunidad. Lo fundamental es darse cuenta que mi comunidad de mejinos no es un grupo, sino una comunidad que camina unida. El Mej busca facilitar el encuentro con Jesús porque estamos convencidos que es lo mejor que tenemos para ofrecer.

Lo importante no es el aprendizaje sino el encuentro con Cristo y la formación integral de la persona. En la comunidad el monitor tiene que buscar constantemente no ser protagonista sino un puente (pontífice) con Dios. Alguien que facilita la experiencia pero que no es el eje principal.

Si el monitor no tiene claro esto, el MEJ a su cargo corre peligr de ser un simple grupo de chicos que se reúne.

Por eso lo importante de un dirigente es saber adónde se dirige para saber adónde quiere dirigir.

 

Celebración

Se invita a celebrarlo juntos formando un circulo, haciendo silencio y poniendo en común la experiencia de este encuentro.

Luego se escucha la palabra de Dios, tomando el texto: Jn 14,23-29

Se puede compartir y finalmente se cierra el encuentro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *