Deportes

A Boca Unidos se le escaparon los tres puntos en la última pelota

El equipo correntino igualó 2-2 en su visita a Gimnasia de Concepción del Uruguay. Salom, de penal, y Peralta marcaron para el Aurirrojo,  al que le empataron en el último minuto del tiempo agregado. El resultado lo dejó fuera de la zona de clasificación para el “reducido”.  

Disputa. Arriola se lleva la pelota ante la marca de Favre, autor del gol del empate para el local. 

A Boca Unidos se le escapó la victoria de las manos en la última pelota del partido. El equipo correntino empató 2-2 en su visita a Gimnasia de Concepción del Uruguay, en un partido correspondiente a la decimonovena fecha del Torneo Federal A.

El resultado se ajusta más a lo realizado por uno y otro a lo largo de los 90 minutos, ya que el “Lobo” hizo el gasto necesario para al menos cosechar un punto. 

Más allá de los merecimientos, la sensación de tener prácticamente abrochado el triunfo deja al “Aurirrojo” con un sabor semiamargo, además de quedar afuera de la zona de clasificación para el “reducido”, cuando una victoria lo posicionaba sexto en la zona B del certamen.

No fue bueno el primer tiempo de Boca Unidos en tierras entrerrianas, período en el que se pareció más a aquel equipo que estuvo siete fechas sin poder ganar, que al que venía de frenar al puntero, Racing de Córdoba, dejando buenas sensaciones.

Los jugadores aurirrojos entraron dormidos y Gimnasia casi factura a los 15 segundos, cuando un rechazo pifiado de Luna fue interceptado por Tarasco, quien habilitó por la izquierda a Musico, cuyo centro al primer palo fue echado al córner por Fernández.

La defensa de la visita se mostró inestable y permeable. El hábil y veloz García superaba en el mano a mano a Leani, y también complicaba cuando hacía la diagonal, ganándole las espaldas a los centrales.

El zurdo de la camiseta nro. 10, que se recostó por el sector derecho, desperdició tres llegadas claras de Gimnasia, en una rematando fuerte por sobre el travesaño, en la siguiente adelantando la pelota y permitiendo que un atento Martínez se quede con la pelota, y en la otra buscando el segundo palo del arco correntino, yéndose apenas ancho el disparo. Solo iban 14 minutos.

Boca Unidos, que se había aproximado con algunas pelotas paradas que no ocasionaron peligro, tuvo la primera situación propicia tras un rechazo de la defensa que le quedó en la puerta del área a Gabriel Morales, cuyo disparo bombeado buscando el segundo palo pasó muy cerca del arco.

El equipo correntino, al que le faltaba juego asociado —el mal estado del campo de juego no ayudó a la visita y favoreció al dueño de casa, conocedor del terreno— entendió que el negocio era buscar con pelotas profundas a sus delanteros, aprovechando la lentitud de los centrales rivales.

La visita sorprendió en un contraataque, cuando “Gabi” Morales metió un pelotazo medido de 50 metros para la diagonal de Ríos, quien le ganó la posición a González Hernández, que lo derribó cuando el chaqueño estaba a punto de enfrentar al arquero. Penal que el árbitro no dudó en cobrar y que el “Turco” Salom tradujo en gol al hacerse cargo del remate.     

Gimnasia continuó de la misma manera. Buena tenencia de la pelota en la mitad de la cancha y habilitaciones para el desequilibrio de García. En una doble chance, el zurdo sacó un remate que Martínez tapó, y en la continuidad de la jugada, el lateral Ríos probó con un disparo violento que fue resuelto con seguridad por el arquero correntino.

El juego comenzó a hacerse de ida y vuelta, entonces Boca Unidos también sumó chances. Un desborde y centro de Ríos fue empalmado de primera por “Gabi” Morales, quedándose el arquero Bustos con el tiro.

Con todas las oportunidades claras que tuvo el “Lobo” llegó al empate de manera accidental. Musico dejó a dos rivales en el camino, animándose a probar un remate con su pierna menos hábil. Fernández se interpuso ante el tiro débil, no haciendo otra cosa que desviar la trayectoria de la pelota, que se terminó metiendo abajo, contra el vertical derecho, descolocando al arquero.

En otro contraataque, la visita tuvo una buena ocasión, luego de que Schweizer metiera una pelota filtrada que fueron a buscar Peralta (entró por Salom, lesionado) y Arriola. El saladeño quedó con el mejor perfil, pero su remate de zurda salió totalmente desviado, desperdiciando una buena situación.

La última jugada de riesgo del primer tiempo llegó cuando “Gabi” perdió una pelota en ataque, y la contra encontró mal posicionado a la visita. González le ganó en el mano a mano a Ariel Morales, pero no pudo superar a un atento Martínez, que volvió a salvar a su equipo.

El complemento fue muy distinto. Boca Unidos adelantó sus líneas en el campo de juego, le disputó y ganó la lucha en la mitad de la cancha al local, que ya no lucía tan prolijo con la tenencia. 

En una gran acción colectiva, la visita convirtió. Luna jugó para “Gabi” Morales, que habilitó de primera para Ríos, quien envió un centro bajo hacia la posición de Peralta que volvió a mostrar su olfato goleador para cruzar el remate que se metió contra el palo derecho de Bustos. 

Comenzaron los cambios de uno y otro lado. Orcellet jugó todas sus fichas poniendo hombres de ataque, y la dupla buscó refrescar piernas.

A diez minutos para el final, Boca Unidos pudo haber sentenciado el partido. El pique le jugó una mala pasada a Oviedo, quedándole la pelota a Peralta, quien abrió para Niz (entró por Ríos), pero el zurdazo bajo y con poca potencia del delantero de refresco quedó en las manos del arquero.

En la última parte del encuentro casi todo fue del “Lobo”, ante un equipo correntino que se defendió acumulando gente cerca del área. Un error de cálculo de Martínez, que falló el puñetazo ante un centro, por poco se transforma en el empate, pero la pelota, tras sorprender a Tarasco, se fue pegada al travesaño.

Otro centro al área correntina encontró la cabeza de Tarasco, que desvió el balón hacia el segundo palo por donde entró el ingresado Soto, cuyo remate rebotó en el palo izquierdo para que luego despeje Morales cerca de la línea.

Ya en tiempo agregado, Espíndola (entró por Arriola) robó una pelota en la salida de Gimnasia, se proyectó al ataque, y en lugar de jugar para la diagonal de Peralta, decidió rematar desde afuera del área, yéndose la pelota totalmente desviada.

El ingresado Giménez, un zurdo habilidoso que puso Orcellet para buscar el desequilibrio, estuvo cerca de la igualdad con un disparo de derecha que rebotó en el vertical derecho.

Parecía que la suerte se inclinaba para Boca Unidos, pero no fue así. Un tiro libre de Rodríguez con el tiempo cumplido, fue rechazado corto por Martínez. El rebote le quedó a López, que jugó hacia atrás para Favre, cuyo disparo se desvió en Demarchi para meterse contra el palo izquierdo, con el arquero correntino tapado por una cortina de compañeros, transformándose en el empate final.

Comentario: RP

Fuente: El Litoral 

Comentar con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *